Enviar
Consultora argentina estima que Costa Rica facturaría $1.100 millones en 2013
Mercado celular tiene potencial desatendido

• Demanda celular en el país crecería un 20% al año, ante población insatisfecha

Danny Canales
[email protected]

La apertura del mercado de las telecomunicaciones generaría una facturación promedio de $1.100 millones en 2013.
Ese monto fue estimado por un estudio elaborado por la consultora argentina Signals Telecom Consulting, la cual dedicó a Costa Rica la tercera investigación sobre Servicios de Telefonía Móviles en América Latina y el Caribe.
El gran potencial que muestra el mercado móvil costarricense responde a la demanda insatisfecha existente en servicios que registran una alta demanda.
En ese sentido, el análisis de Signals avizora que el sector celular podría registrar tasas de crecimiento anual de hasta un 20% durante el periodo 2008-2013.
Destaca, por su parte, que en esos cinco años la facturación general podría llegar a ser de unos $5.895 millones.
A pesar del atraso que muestra
el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en introducir desde servicios básicos hasta lo último en tecnología, el estudio señala que la entidad no tiene la batalla perdida.
Todo lo contrario; más bien le ve un futuro promisorio en caso de que la entidad estatal acelere el lanzamiento de servicios de valor agregado, arriende una red celular de Tercera Generación (3G) e introduzca la tecnología prepago antes de que lleguen los primeros competidores.
“Es necesario que el ICE tenga, por lo menos, la capacidad de ofrecer servicios avanzados de valor agregado, como banda ancha móvil que le permita incrementar la retención de sus clientes de alto valor, mientras aumenta su base de usuarios por medio de servicios de telefonía prepagada”, comentó Elías Vicente, analista de la firma argentina.
Eso podría lograrse mediante la Ley de Fortalecimiento del ICE, que le permite al Instituto contratar de manera más ágil y le ayudaría a mejorar su posicionamiento en la oferta de servicios móviles, comunicó Vicente.
El análisis despeja los mitos que s
e han tejido en torno a que la liberalización del mercado de las telecomunicaciones implica que la empresa estatal carezca de la capacidad para enfrentar a los competidores, y puso como ejemplo el caso de Uruguay.
“Todo depende de los recursos c
on los que cuenten el operador (el ICE en este caso), la gerencia de la empresa y la capacidad de las autoridades regulatorias para velar por la sana competencia en el mercado”, opinó José Otero, presidente de Signals Telecom Consulting.
Las autoridades del ICE conocen que el camino que deben recorrer para enfrentar a las principales empresas del mercado es muy largo, pero su presidente Pedro Pablo Quirós, aseguró que están dando los pasos en la dirección correcta.

Ver comentarios