MEP y sindicatos opuestos a educación dual
“Hay muchas dudas de educación dual que no se han resuelto y que nadie quiere aclarar. Incluso la Ministra (de Educación) está en contra”, dijo Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores. Esteban Monge/La República
Enviar

El Ministerio de Educación Pública (MEP) y los sindicatos de educación están opuestos al proyecto “Ley para la Regulación de la Educación o Formación Profesional Técnica en la Modalidad Dual”, que se impulsa desde la Asamblea Legislativa.

Ambos desaprueban el proyecto debido a que no cumple con las recomendaciones hechas por Sonia Marta Mora, jerarca del Ministerio, ni con las dispuestas por el Consejo Superior de Educación.

Entre las recomendaciones que Mora solicitó a la Comisión Especial de Ciencia, Tecnología y Educación, que dictaminó el proyecto, está que se excluyera la educación formal (colegios técnicos y académicos adscritos al MEP) de la aplicación de la legislación propuesta.

“Visualizamos el riesgo de que los estudiantes puedan transitar de la educación formal a la educación no formal, provocando un aumento en la deserción escolar y ocasionando que no concluyan sus estudios formales en educación diversificada”, expresó la Ministra.

Además, la Ministra está en contra de que se promueva la incorporación de menores de 15 de años en la fuerza laboral.

Por su parte, los sindicatos se oponen debido a que dicha legislación impediría al estudiante terminar su bachillerato e ir a la universidad, y saldría del colegio como técnico después del año y medio que dura la educación dual.

Asimismo, aumentaría la deserción en secundaria, ya sea porque el estudiante decida quedarse a laborar para la empresa para la que hace pasantía o quiera aprovechar los recursos que otorga la beca.

“Un niño de 15 años no tiene mucho criterio para la vida laboral, por lo que probablemente al recibir ese dinero de la beca no quiera regresar al colegio”, arguyó Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores.

Otro de los vacíos encontrados en el proyecto es que no deja claro de dónde se tomarán los fondos para dar subsidio a los estudiantes participantes del programa.

Este subsidio es necesario para alimentación y transporte, ya que la empresa no puede dar un salario al estudiante por ser menor de edad.

Por último, preocupa el tipo de empresas que capacitarían a los estudiantes y su idoneidad.

“Costa Rica no tiene las condiciones para recibir a esta gran cantidad de estudiantes que saldrán de colegios académicos”, declaró Cascante.

El proyecto pretende establecer un modelo de educación dual, en el que los jóvenes acompañen sus estudios académicos de formación técnica mientras cursan la secundaria, con el fin de formar profesionales que se acoplen a las demandas laborales actuales.

201606281926350.rec-12.gif

 

Ver comentarios