Menos plata para estudiar en 2017
Enviar

Nada se logra trasladando fondos de una institución a otra cuando en ambas se requieren. La solución, más bien, pasa por que Hacienda cobre bien, con lo cual se incrementan los ingresos disponibles


Menos plata para estudiar en 2017

La situación de la Comisión Nacional de Préstamos para la Educación (Conape) se contradice con ese discurso que se mantiene de que se le debe dar mayor presupuesto a la educación.
Siendo esta, como es, de la mayor importancia después de la salud, no ha sido protagonista de primera línea en los debates de los candidatos presidenciales de estos días. Abundantes, por cierto.


Nos referimos a abordarlo con planteamientos sobre cómo se daría el gran paso adelante que necesita nuestro sistema educativo.
Pero volviendo a Conape, dentro de tres años la entidad tendrá menos dinero disponible para prestar a los jóvenes que se financian sus propios estudios universitarios.
Lo anterior se debe a cambios realizados a la Ley del Sistema de Banca para el Desarrollo, que definieron un menor aporte de los bancos del Estado a Conape. ¿Será que la educación no forma parte del proceso para un mejor desarrollo?
Sin embargo, y aunque dicho recorte ya fue subsanado, queda la secuela. “La institución se vio obligada a colocar menos fondos en 2011 por lo que los ingresos por cobros empezarán a bajar en el mediano plazo”, explica una nota de este medio el lunes anterior.
Es decir, que las políticas de las últimas décadas no permitieron la expansión de las universidades estatales como para dar cabida a la población en crecimiento, y ahora se verá rebajada también una de las formas de financiarse sus carreras en centros privados a muchos jóvenes provenientes de familias de pocos recursos económicos.
Actualmente, y en caso de ser necesario, Conape se ha visto obligada a tomar medidas como recurrir a un crédito con el Sistema Financiero Nacional, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de desarrollo.
Pero además, resulta que todo esto tampoco se vio reflejado en un buen desempeño del Sistema de Banca para el Desarrollo, que fue hacia donde fluyó el dinero que se le mermó a Conape.
Es decir, en alguna medida se desvistió un santo para vestir otro y nada de eso fue de beneficio para el país.
Ojalá estas cosas, que podrían parecer menores pero no lo son, enseñen que nada se logra trasladando fondos de una institución a otra cuando en ambas se requieren. La solución, más bien, pasa por que Hacienda cobre bien, con lo cual se incrementan los ingresos disponibles.
 


Ver comentarios