Enviar

Los cambios en los hábitos de compra podrán ser enfrentados cada vez mejor por el comercio, a medida que sean estudiados y vayan surgiendo las nuevas estrategias de ventas


¿Menos, igual o más ventas?


Vender más en la época de fin de año es algo que siempre ha tenido como seguro el comercio en Costa Rica. Y este año probablemente suceda algo similar, aun cuando signifique el endeudamiento mediante tarjetas de crédito para mucha gente, que deberá enfrentar el problema en los meses siguientes.
Los aguinaldos y el estado de ánimo propicio contribuyen a festejar, a la compra de regalos, ropa, electrodomésticos, etc…
Ahora, sin embargo, podría haber una colocación de crédito menor a la del año anterior, como lo informa una nota de este medio ayer y los comerciantes se preparan con diversas estrategias para contrarrestar esto.
El consejo que se le da al empresario hoy es que maneje un inventario no superior a lo demandado el año pasado y que piense en mercadería que pueda colocar a menor costo.
Se ve el fenómeno como el resultado del menor crecimiento de la economía nacional y esto, desde luego, incide. Pero no deberíamos olvidar otros factores que se suman como el hecho de que tengamos ahora una clase media muy deteriorada y un aumento en la pobreza. Esto disminuye la capacidad de gasto de las familias también.
Sin embargo, otros factores podrían estar coadyuvando y son dignos también de tomarse en cuenta, pues al margen de la crisis económica y el deterioro en el poder adquisitivo de la mayor parte de la población, hay ahora un sector de compradores que, cada vez más, se introduce en las compras digitales.
Vemos cómo hay un banco en alianza estratégica con otra firma facilitando ahora mucho más este tipo de transacciones a sus clientes. Esto quizás amplíe el número de los que ya, por diversos bancos, hacen de ese modo una buena parte de sus compras, no solo para fin de año sino durante todo el periodo.
Estamos ante una etapa de transición en materia de compras que probablemente irá variando hábitos, cada vez más, al menos en una parte de la población.
La clase alta por otro lado suele, de todos modos, hacer sus compras en el exterior durante sus viajes.
Unos cambios que podrán ser enfrentados cada vez mejor por el comercio, a medida que sean estudiados y vayan surgiendo las nuevas estrategias de ventas.
 

Ver comentarios