Menor crecimiento, mayor déficit
La reducción en el crecimiento era esperada en diversos sectores, como el industrial, afirmó Martha Castillo, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara de Industrias, Gerson Vargas / La República
Enviar

Finanzas del Gobierno son el principal reto

Menor crecimiento, mayor déficit

Plan económico divulgado ayer por el Banco Central


RESUMEN EJECUTIVO

201408010014530.n22.jpg
Será provechoso pedir dólares y prestar colones durante el próximo semestre, dada la brecha entre las tasas de interés respectivas, combinada con la poca probabilidad de una fuerte variación en el tipo de cambio, tal como lo señaló ayer el Banco Central, en su Plan Económico para los próximos seis meses.
Sería prudente también no endeudarse desmedidamente, así como controlar los inventarios y no contratar demasiado personal, debido a que se espera un modesto crecimiento económico, en gran parte por un bajo nivel de inversión estatal.
El principal reto que enfrenta la economía nacional, es el creciente déficit del Gobierno, que excederá el monto esperado a principios del año, de acuerdo con el Central.

Seguirá siendo atractivo durante los próximos seis meses pedir dólares, con una tasa del 1,8%, y prestar en colones, a un interés del 5,7%.
Existe siempre el riesgo cambiario.
Sin embargo, se espera que el tipo de cambio se mantenga bastante estable durante los próximos seis meses, con la confirmación ayer del Banco Central de intervenir en el mercado cambiario, para prevenir las variaciones abruptas.
Tampoco se observa un retiro de dólares por parte de los inversionistas, como ocurrió a principios del año, ante la percepción de que las tasas incrementen en las economías desarrolladas.
Lo que afectaría la economía a partir de principios del año entrante, fue la confirmación ayer de que el déficit del Gobierno a finales del año quedará en un 6% del valor de la producción anual, el cual empujará hacia arriba las tasas de interés.
Se trata del déficit de más de $3 mil millones —unos ¢1,6 billones—, uno de los más altos de las Américas, expresado como porcentaje del valor de la producción nacional.
El monto estimado para el año es peor que el 5,4% del PIB estimado a principios de este año.
Conforme incrementara el déficit, aumentarían las tasas de interés pagaderas en el mercado, ya que habrá una mayor demanda para el crédito de parte del Estado.
No obstante, el impacto no se sentiría por varios meses.
El déficit a su vez impacta en el crecimiento económico, que será del 3,6%, menor a lo esperado a inicios de año, según el plan del Banco, lo cual implica dificultades para reducir el nivel de desempleo, que durante el último semestre ha oscilado entre el 9% y el 10%.
Por otro lado, no se espera ningún impacto negativo, dado que es modesta la diferencia entre la expectativa divulgada ayer sobre el crecimiento del PIB, y la del 3,8%, señalada hace seis meses.
En lo que a la inflación se refiere, el dato positivo es que el Banco Central no incrementará de forma excesiva la cantidad de dinero y crédito en el mercado.
Hubo preocupación de parte de varios analistas, incluso de este medio, sobre que se iba a aceptar una inflación monetaria, que estimularía el crecimiento económico, con el riesgo significativo de generar un alza en los precios, sin incrementar la productividad.
Los precios podrían subir de vez en cuando, tal como suele suceder con el costo de los combustibles, entre otros bienes.
Sin embargo, esto es un efecto temporal, ante el cual no se requiere una respuesta estatal, tal como lo confirmó ayer el Central.
La meta de inflación del Central para este año es del 4%, el mismo nivel del de 2013.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios