Enviar
Procedimiento para dictamen de nuevos impuestos fue viciado
Mendoza señala ilegalidad de plan fiscal

División en el PAC se hace evidente

Los defensores del plan fiscal vivieron horas de zozobra ayer, cuando Juan Carlos Mendoza, presidente de la Asamblea Legislativa y en teoría, uno de los aliados del Gobierno en dicho proyecto de ley, dictó una resolución contraria a la iniciativa, que tenía como objetivo devolver el paquete tributario a comisión.
”Antidemocrático”, “ilegal”, “viciado” y “violatorio de las normas”, fueron algunos de los calificativos que el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) utilizó para referirse al plan fiscal.
Por medio de una resolución de 15 páginas, el máximo jerarca del Congreso, señaló que el procedimiento utilizado para dictaminar favorablemente el proyecto de ley fue ilegal, por lo que debe ser enviado nuevamente a una comisión, la cual, podría ser la de Hacendarios, dirigida por Luis Fishman, diputado de la Unidad Social Cristiana (PUSC) y claro enemigo de la propuesta fiscal.
Sin embargo, la resolución del rojiamarillo fue apelada por el Partido Liberación Nacional (PLN) y rechazada varios minutos después, por 33 diputados, entre los que destacaron al menos siete de los diez compañeros de Mendoza.
A mediados de setiembre anterior, Ottón Solís, líder y fundador del PAC, comprometió los votos de la bancada rojiamarilla ante Laura Chinchilla, presidenta de la República, a cambio de una serie de propuestas al proyecto.
Sin embargo, la negociación no fue avalada por un grupo de legisladores del PAC desde un inicio y cada vez más, se nota la división interna en el supuesto aliado del Gobierno en el plan fiscal.
Ayer, Mendoza, Claudio Monge, Carmen Muñoz y Carmen Granados votaron por enviar el proyecto a comisión, lo cual, hubiera sido prácticamente un entierro para este proyecto fiscal.
Tras ser jefe de fracción el año pasado, Mendoza asumió la presidencia del Congreso en mayo, merced a una alianza opositora. El político, no ha descartado postular su nombre a la Presidencia de la República en el futuro.
“Difiero del procedimiento seguido, aunque mi partido y la fracción del PAC estén apoyando el plan fiscal. En ese sentido, tuve que dejar mi posición personal y la del PAC, para cumplir mi rol como presidente del Congreso. Se ha utilizado un proceso viciado y antidemocrático, que lesiona los principios de legalidad, de seguridad y de inderogabilidad del reglamento legislativo”, expresó Mendoza.
El 17 de noviembre la comisión especial que debatió el paquete tributario amplió el plazo para rendir el informe al Plenario, sin la autorización de los 57 legisladores, tal como lo establece el reglamento legislativo.
La intención de Edgardo Araya, diputado del PLN y presidente de dicho foro especial, era conocer las 2 mil mociones de revisión que aún quedaban pendientes.
Sin embargo, a juicio de Mendoza, la comisión no podía expandir el plazo sin la autorización del Plenario, además, que el procedimiento abreviado aprobado para debatir el plan fiscal, establecía como máximo una única extensión.
Pese a la división evidente en la bancada rojiamarilla, Manrique Oviedo, jefe de fracción del PAC, negó que exista “una fractura interna” e indicó que al final, la iniciativa se votará favorablemente con el apoyo de sus compañeros.
“No comparto el criterio del señor Presidente en este tema, pero eso me parece lo normal en una democracia como la nuestra. El PAC no está quebrado en lo absoluto, esto no nos afecta, sino que nos fortalece, ya que en este tipo de discusiones es cuando se ven la madurez y el diálogo a lo interno de la fracción”, indicó Oviedo.
Pese a que la resolución de Mendoza no se aprobó, al menos sirvió para reflejar el momento legislativo en torno al plan fiscal.
En caso de que el Congreso hubiera devuelto el proyecto a comisión, era prácticamente un entierro, mientras que al rechazar la propuesta de Mendoza, quedó en evidencia que por el momento, el Gobierno parece tener los votos necesarios para avalar el proyecto.
Hoy, la iniciativa continuará con su trámite normal al quemarse el primer día de mociones vía artículo 137, por lo que se espera que a finales de mes, la Asamblea Legislativa la vote.
Por otra parte, la escaramuza legislativa también dio nuevos elementos legales a los opositores al proyecto para acudir a la Sala Constitucional.
“Los diputados votaron ponderando elementos políticos y no jurídicos, por eso perdimos la resolución. Sin embargo, nos da elementos para presentar pruebas ante la Sala Constitucional cuando el proyecto se apruebe. Me parece que la actitud de Mendoza fue muy valiente, imagino que se vio sometido a muchas presiones dentro de su partido para que fallara en contra de lo que ha negociado”, concluyó Fishman.
El plan fiscal es el proyecto estrella del Gobierno y a través del establecimiento de nuevos impuestos, se pretende reducir el déficit fiscal y darle recursos frescos al Estado.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios