Enviar
Presidente del Congreso avala fondo de la reforma, pero critica el modo en que se alcanzó
Mendoza buscará sanar heridas de pacto fiscal

Legisladores del PAC muestran dudas en cuanto a contenido de nuevo paquete tributario

Aunque Juan Carlos Mendoza, presidente del Congreso, comparte el fondo del acuerdo en materia fiscal que su Partido Acción Ciudadana (PAC) alcanzó con el Gobierno, difiere en la forma como se logró y lamenta las heridas que abrió a lo interno de la Alianza por Costa Rica y su propia fracción.
A su juicio se cometieron “errores de comunicación”, que generaron heridas, que si bien están abiertas y pueden aún ser sanadas, al mismo tiempo podrían ser irreparables.
Por tal razón, ahora trabajará en reparar las relaciones, por un lado a lo interno de su bancada, pues al igual que él otros diputados mostraron molestias; y por otro, con los partidos que integran la Alianza.
En cuanto al PAC, los disgustos van desde la rapidez como se efectuó el pacto y la forma como Ottón Solís, fundador de la agrupación, se reunió con la mandataria Laura Chinchilla, hasta por el desconocimiento de algunos puntos que incluiría el nuevo Plan Fiscal y la falta de información en cuanto al avance de las negociaciones.
En este sentido, al igual que Mendoza, los diputados Claudio Monge y Carmen Muñoz difieren con algunos de los puntos antes mencionados.
“Las formas en política son importantes, yo difiero con algunas de las utilizadas, creo que se pudo haber hecho con mayor acercamiento a las diferentes fracciones de la Alianza. Se pudo haber comunicado y tenido un diálogo más intenso. Todavía estamos a tiempo de corregir formas y poder acercarnos por el fondo, que es lo más importante aquí”, dijo ayer Mendoza, tras concluir la celebración de la Independencia en el Parque Nacional.
Mientras que con la Alianza, las negociaciones para sanar las heridas se enfocarán principalmente con las bancadas de la Unidad Social Cristiana, Movimiento Libertario y Frente Amplio que ya anunciaron su disgusto por la falta de “transparencia” con que se negoció el pacto con Chinchilla y Liberación Nacional.
Entre tanto, Mendoza también aseguró que el acuerdo en materia fiscal es un hecho histórico, producto de las negociaciones de la bancada en su totalidad con el Gobierno desde hace meses.
Asimismo, aunque resaltó que la reunión entre Solís y Chinchilla aceleró el proceso para pactar un proyecto de ley, el mismo siempre se iba a alcanzar, aunque el encuentro no se hubiera llevado a cabo.
“Aceleró el proceso pero no fue determinante. Yo creo que el factor que pesó aquí fue la disponibilidad de la presidenta Chinchilla para ceder en los puntos que nosotros considerábamos fundamentales para una reforma fiscal”, añadió el jerarca del Congreso.
Cuando la Presidenta recibió en su despacho al fundador del PAC y negociaron cuáles puntos debía tener el Plan Fiscal, Juan Carlos Mendoza se encontraba en Asunción, Paraguay, participando en un foro interparlamentario.
A su regreso al país, el pasado miércoles, tuvo que encabezar la conferencia de prensa, en la cual junto a otros compañeros de bancada, anunciaron el acuerdo alcanzado con el Gobierno en materia tributaria.
Ello, a pesar de que desde la nación paraguaya había comunicado su malestar en comprometerse con el Poder Ejecutivo para darle un trámite expedito al Plan Fiscal, sin antes haberlo conversado con los demás miembros de la Alianza Opositora.
El miércoles el PAC anunció que la presidenta Chinchilla había accedido a cumplir con 17 de los 18 puntos que habían solicitado dentro de la reforma fiscal y por ende ellos le darían el voto para su aprobación.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios