Mejoras rebasarían precio de Ruta 32
Enviar

Gobierno presentó ayer documento con 70 observaciones puntuales

Mejoras rebasarían precio de Ruta 32

• Chinos quieren que se respeten condiciones pactadas al inicio

El precio de $465 millones establecido inicialmente en el contrato de la Ruta 32 se mantendría si el gobierno logra demostrar que todas las especificaciones que solicitó están de acuerdo con las leyes vigentes a la hora de firmar el contrato.
Por el contrario, la empresa CHEC insiste en que las especificaciones tienen que adaptarse a lo pactado con el gobierno anterior. De no ser así, serían consideradas como “obra nueva” y tendrían que hacerse ajustes al precio final de la obra.
La disputa no significaría que la obra no se realice y se espera que ambas partes logren ponerse de acuerdo para que se pueda iniciar con la construcción.
En caso que no haya acuerdo, no hay opción de que la carretera no se construya. Tras la aprobación de los diputados, hace dos meses, se tiene que seguir adelante con la obra, pues corre el riesgo de una eventual demanda por parte de CHEC.
Ayer el gobierno presentó un documento en el que puntualiza las observaciones hechas dos meses antes sobre la construcción de la carretera. Con ese documento, la empresa completaría el anteproyecto y definiría el precio final.
Ante una comisión de diputados que analiza la situación de la Ruta 32, Carlos Segnini, ministro del MOPT, señaló que los ajustes se hacen con base en la normativa vigente a la hora de firmar el contrato. Esto incluye el código antisísmico y el código del Sistema de Integración Centroamericano.
Los anchos de vía tienen que ser mayores a los propuestos y deben considerarse estudios para los puentes, así como mejoras en los pasos a desnivel, de acuerdo con estos reglamentos.
Segnini declaró que no descarta que se incluyan ampliaciones, y que esto sí implicaría un aumento en el precio. Sin embargo, adelantó que estas inclusiones no se harían hasta después de que se haya iniciado la ampliación de la vía.
Teresa Wu, representante de la firma CHEC, y quien también asistió a la cita con los diputados, alegó que muchos de los puntos planteados por el MOPT rebasan lo pactado inicialmente. Los chinos insisten en que ofertaron por una propuesta de carretera, y que ahora se les piden cuentas con otras condiciones.
En una entrevista reciente, Wu señaló que la empresa CHEC no construiría una obra que le deje pérdidas a la empresa. Sin embargo, horas después señaló que se mantenía el precio de $465 millones.
Lo que no sería viable es una propuesta de CHEC de eliminar algunos puntos de la construcción para lograr un equilibrio financiero.
A la fecha aún no está definido cuándo estaría listo el anteproyecto final de la ampliación de la Ruta 32, pero Segnini espera que sea entre dos o tres meses.
A partir de esa fecha, habría ocho meses para tener los diseños finales y así quede todo listo para la construcción de la obra. Esto dependerá de que el gobierno logre tener a tiempo las expropiaciones y cuente con los recursos para hacer el traslado de los servicios públicos alrededor de la carretera.
En principio, la contrapartida del gobierno sería de unos $70 millones, cifra que sería insuficiente.
Por otra parte, los $395 millones restantes se obtendrían de un crédito por parte del Eximbank de China, y el Gobierno de ese país.

201505062126080.12.png

Rodrigo Díaz
[email protected]
 


Ver comentarios