Enviar
Martes 12 Octubre, 2010

Mejorar la ejecución de los presupuestos públicos

Se ha señalado en reiteradas oportunidades sobre la poca ejecución de los presupuestos en el sector público, es decir una de las fallas que afectan su accionar es esa poca ejecución como expresión financiera de los planes anuales operativos. Esta situación se da con mayor impacto en los gastos en bienes duraderos, es decir, en los proyectos de inversión.
Es fundamental que se mejore de manera sustancial esa ejecución presupuestaria de las instituciones y empresas del sector público, para lo cual hay que tomar una serie de medidas y dar una adecuada capacitación a los niveles gerenciales y a los funcionarios de las unidades ejecutoras.
Es necesario también preparar un plan de acción para mejorar los sistemas de gestión financiera pública con base en una labor exhaustiva de diagnóstico.
Se pueden aplicar también algunas medidas concretas como:
• Mejorar de manera sustancial la programación de las actividades.
• Por las fallas señaladas en la realización de obras es fundamental que las entidades públicas mejoren en la ejecución del gasto público, especialmente el destinado a gastos de inversión. De igual modo, en el manejo de los distintos elementos de un proyecto de inversión como los estudios de prefactibilidad y los de factibilidad, el financiamiento total del proyecto, el adecuado seguimiento de estos que puede abarcar varios años y ejecutar proyectos de mejor calidad. Es fundamental crear las condiciones para que los proyectos de inversión se puedan realizar en todos sus alcances, para mejorar las condiciones de vida de los costarricenses y propiciar el desarrollo social.
• Adelantar procesos de contratación utilizando los mecanismos que permite la Ley de Contratación Administrativa.
• Se debe mejorar el compromiso de las instituciones públicas para identificar y satisfacer necesidades públicas.
Es fundamental utilizar herramientas como el presupuesto por programas, que no se ha aplicado en todo su potencial y se ha fallado mucho en su ejecución o la puesta en práctica. No se debe perder de vista que las entidades públicas deben enfocarse a lograr la misión y cumplir con los fines para las que fueron creadas.
Para lo anterior se deben producir bienes y servicios finales que produzcan resultados en los usuarios y en el mejoramiento de la sociedad como un todo. Así lo dispone el principio de gestión financiera de la Ley de Administración Financiera y de Presupuestos Públicos, en el sentido de que la administración se orientará a los intereses generales de la sociedad. Sin embargo, sabemos que muchas veces se realizan acciones que van en contra de esos intereses generales.
En la ejecución se ha de tener siempre claro que el presupuesto debe ser la expresión financiera del plan anual operativo o plan de trabajo.

Bernal Monge Pacheco
Consultor