Logo La República

Jueves, 24 de septiembre de 2020



NACIONALES


Mejor cobrador a medias: Caja

Luis Valverde [email protected] | Jueves 06 diciembre, 2012



Al menos ¢174 mil millones han sido recuperados este año

Mejor cobrador a medias: Caja

Más de ¢1 billón le adeuda el propio Gobierno

En un mejor cobrador se ha convertido este año la Caja de Seguro Social, al menos con las empresas del sector privado.
Sin embargo, no se ha podido mejorar la recaudación del propio Gobierno, cuya deuda sigue desangrando la capacidad financiera de la institución.

En lo que al sector privado se refiere, de enero a octubre recuperó ¢174 mil millones, que patronos morosos le adeudaban por las llamadas cargas obrero patronales.
En comparación, el monto recuperado de los morosos en todo el año pasado, fue de tan solo ¢35 mil millones
El mejoramiento se debe al hecho de que la Caja se ha puesto más estricta al aplicar varias medidas de presión, incluidas más de 200 mil llamadas telefónicas de advertencia, seguidas —de ser necesario— por el cobro judicial, y hasta las denuncias civiles, y juicios penales.
Esta presión no es igual en el caso del Gobierno, que se ha convertido en el principal deudor de la Caja, con un monto de poco más de ¢1 billón a octubre pasado.
El problema es que el Gobierno “paga” a la Caja con bonos; es decir, promesas firmadas en un papel de reembolso a futuro.
Pero la Caja tiene que pagar en efectivo a todo su personal, así como a los proveedores.
De hecho, la deuda del Gobierno ha crecido un 40% en los últimos cuatro años.
Por ser un ente del propio Estado, la Caja no puede emprender las mismas medidas que aplica a las empresas.
Ante ello, la única solución que se ha propuesto es la búsqueda de financiamiento con bancos internacionales.
El mes pasado se iniciaron las gestiones con el Banco Mundial para obtener un crédito de $400 millones, que permita aliviar parte de esa deuda. Aun así, son deudas que se pagan con más deudas.

Luis Valverde
[email protected]
 


 






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.