Megapuerto de transferencia
No puede atracar en ningún puerto actual del mar Caribe entre Colombia y México, cualquiera de los nuevos barcos de carga grandes, como los de la llamada Clase E de la naviera Maersk, con capacidad de 18 mil contenedores de 20 pies.
Enviar

Proyecto de casi $1 mil millones inicia nueva fase

Megapuerto de transferencia

Limón sería centro logístico regional

America Gateway Development Corporation (Amega) el mes pasado inició la denominada fase de postulación, que incluye un diseño detallado para un megapuerto de $900 millones en la bahía de Moín.
Amega, con sede en Barbados, ya ha invertido $26 millones en la obtención de un permiso exclusivo para el proyecto, junto con los planes preliminares para un puerto, donde los megabarcos podrían transferir carga a los más pequeños.
Estos en su oportunidad abastecerían a Centroamérica, el Caribe y varios puertos en el sur de Estados Unidos.
El plan de Costa Rica quizás no sea ideal.
Por otro lado, un puerto de transferencia en principio funcionaría.
En lo que se refiere a un proyecto de Costa Rica, el problema es la abundancia de riquezas.
El país tiene dos posibles puertos de aguas profundas en el Caribe, incluida la concesión a la holandesa APM de una megaterminal de contenedores en la ciudad de Limón, que supuestamente es una prioridad.
Si esta terminal estuviera operando, podría al mismo tiempo funcionar como centro de transferencia.
En ese caso, quizás no habría necesidad de un segundo puerto, operado por Amega.
Por otro lado, el proyecto de APM aún no ha sido aprobado.
En lo que se refiere a una operación de transferencia, el concepto en principio sería válido.
Las importantes navieras del mundo utilizan cada vez más los grandes buques, que no pueden atracar en los puertos pequeños.
Una ubicación central en la región del Caribe sería un lugar eficiente para la transferencia de carga.
Cualquiera de los dos potenciales proyectos costarricenses tendría una profundidad de 18 metros, suficiente para los barcos más grandes del mundo.
Fuera de Colombia, México y Estados Unidos, no hay ningún otro puerto de aguas profundas en el Caribe.
Una opción sería la de construir un puerto de transferencia en la costa caribeña de Panamá, que cuenta con una vasta experiencia en logística marítima.
Pero los inversionistas podrían pensar que es riesgoso, tener tantos intereses navieros en un solo país.

201406162218570.n44.jpg

Redacción
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios