Enviar
Medvédev anuncia un rearme ruso

Mandatario ruso tendrá en dos semanas su primera reunión con Obama

Moscú
EFE

Dmitri Medvédev, presidente de Rusia, afirmó ayer que a partir de 2011 comenzará el rearme a gran escala de las Fuerzas Armadas del país, declaración que tuvo lugar a sólo dos semanas de su primera reunión con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
“El año pasado conseguimos pertrechar con equipos modernos a una serie de agrupaciones y unidades y a partir de 2011 comenzará el rearme a gran escala del Ejército y la Armada”, dijo el jefe del Kremlin, citado por la agencia oficial RIA-Nóvosti, en una reunión con la plana mayor del Ministerio de Defensa.
El jefe del Kremlin declaró que la OTAN no cesa en sus intentos de ampliar sus infraestructuras militares junto a las fronteras de Rusia y señaló que el análisis de la situación político-militar en el mundo muestra que en una serie de regiones hay un gran potencial de conflictos.
Además, añadió que se conserva las amenazas de crisis locales y de terrorismo internacional.
“Todo esto exige una modernización cualitativa de nuestras Fuerzas Armadas, que éstas adquieran un nuevo perfil de futuro y para esto, pese a las actuales dificultades financieras, hoy existen todas las condiciones necesarias”, subrayó.
La declaración de Medvédev constituye una corroboración más de la continuidad de las políticas de su antecesor en el Kremlin y actual primer ministro, Vladímir Putin, quien puso en marcha un programa de de fabricación de nuevos armamentos y rearme calculado hasta 2015.
“Nuestros planes no son grandes, sino grandiosos y absolutamente realistas. Nuestras Fuerzas Armadas serán compactas y muy eficaces, y garantizarán la seguridad del país por muchos años”, dijo Putin a fines de 2007 en una intervención en directo por radio y televisión.
La crisis económica, que ha golpeado a Rusia en igual o mayor medida que a todas las economías emergentes, y los nuevos aires que se respiran en las relaciones ruso-estadounidenses, no han variado un ápice, al menos aparentemente, los planes elaborados durante el mandato presidencial de Putin.
El pasado día 6, los responsables de política exterior de Estados Unidos y Rusia, Hillary Clinton y Serguéi Lavrov, respectivamente, acordaron reiniciar las relaciones bilaterales.


Armamento

Sergei Lavrov, Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, reprodujo en la sesión de la Conferencia sobre el Desarme la declaración del Dimitri Medvedev, Presidente de Rusia, “Sobre la conclusión del acuerdo con los Estados Unidos en sustitución del Tratado AOE”. El documento refleja las posiciones principales rusas en el ámbito de elaboración de un nuevo acuerdo de pleno formato con los Estados Unidos sobre la reducción sucesiva, mutua y controlada y restricción de armamentos ofensivos estratégicos.
Al haber obtenido las señales positivas de la nueva administración de los Estados Unidos, la dirección rusa está convencida de que la renovación después de largo tiempo del interés por parte de Washington hacia el proceso de desarme puede ser uno de los momentos claves en la nueva agenda, tanto para las relaciones ruso-americanas como para las negociaciones multilaterales sobre el desarme.
En la declaración de Medvedev, subrayado que Rusia es partidaria del objetivo de alcanzar la paz, libre de armas nucleares, en plena concordancia con las obligaciones asumidas por el Tratado de no proliferación de armas nucleares y que está dispuesta para las conversaciones con la nueva administración americana.
“El cinco de diciembre del año en curso vence el plazo de vigencia del Tratado de la Reducción y Restricción de Armamentos Ofensivos Estratégicos (TAOE). Es difícil sobreestimar el alcance de ese documento en la garantía de la paz y la estabilidad internacionales. Jugó un papel histórico en la garantía de la estabilidad estratégica y la seguridad, la reducción del armamento ofensivo estratégico. El mundo se hizo más seguro como consecuencia de su realización,” dijo Medvedev.


Ver comentarios