Mayoría de ticos descuida sus ojos
Una tercera parte de los niños requieren anteojos por miopía y la gran mayoría de los adultos, después de los 40-45 años, necesitan lentes de lectura, dijo Claudio Orlich, oftalmólogo de la Clínica 20/20. Esteban Monge/La República
Enviar

201603272205000.rec.jpg
Si usted trabaja por más de seis horas frente a una computadora, o está frecuentemente expuesto a la pantalla de su teléfono celular o tablet sin cuidar su vista, podría llegar a experimentar desde el síndrome del ojo seco hasta una miopía acelerada que le puede causar la pérdida de la vista.
Se estima que más del 80% de las causas de ceguera podría evitarse o corregirse con un control médico adecuado.

Sin embargo, un gran porcentaje de costarricenses no acude al oftalmólogo sino hasta que los síntomas son visibles y en muchos casos, el proceso es irreversible.
Una persona con miopía tiene una mala visión de lejos, razón por la cual debe acercarse a los objetos. El efecto de esta imagen desenfocada hace que aumente la longitud o tamaño del ojo, generando una mayor miopía.
“El verdadero problema es que las miopías elevadas, por ejemplo, se asocian a problemas oculares severos como el desprendimiento de retina, membranas en la fóvea, glaucoma, cataratas de aparición más temprana que la población general y otros problemas que ponen en riesgo la visión”, explicó el doctor Claudio Orlich, oftalmólogo de la Clínica 20/20.
Por ello es importante corregir el problema con lentes para evitar su crecimiento acelerado o inclusive evitar que progrese.
Un glaucoma provoca la pérdida gradual de la vista hasta su repentina totalidad, en tanto que la degeneración macular lleva a que las áreas del centro del campo visual se vuelvan turbias y borrosas.
En la mayoría de estos casos, el paciente no siente dolor ni percibe síntomas, por lo que se da cuenta hasta que el problema ya está avanzado y es cuando busca al especialista.
“El desprendimiento de retina es un caso de emergencia que puede prevenirse con láser en el momento en que se presentan síntomas como flashes de luz, moscas en el ojo o visión borrosa, pero una vez que sucede solo puede tratarse con cirugía”, indicó Zlatko Piskulich, especialista de la Clínica Visualiza.
La automedicación es otro riesgo que puede generar efectos adversos como reacciones inflamatorias o de hipersensibilidad que dañan la superficie del ojo y hasta podrían generar la pérdida de la visión.
Algunas recomendaciones para prevenir la ceguera o un daño irreversible son realizar una visita anual a su médico si tiene más de 35 años, o cada dos años si es menor a esa edad. Además, use anteojos de sol con filtros adecuados para prevenir traumatismo en los ojos y lleve un adecuado control de su glucemia en caso de padecer diabetes.
En el caso de los niños los especialistas aconsejan a los padres evitar el uso de tabletas u otros dispositivos electrónicos por tiempos prolongados.




 


Ver comentarios