Enviar
Colaboradora del Presidente podría quedar fuera del Ministerio de Comunicación y regresar al Congreso
Mayi Antillón tiene un futuro incierto

Carlos J. Mora
[email protected]

Esta semana el mandatario Oscar Arias y su hermano Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, decidirán cuál será el rol de Mayi Antillón en estos últimos 12 meses de gobierno.
Las opciones solo son dos: que la cercana colaboradora del mandatario se mantenga en su puesto de Ministra de Comunicación y Enlace o que regrese al Congreso a fungir como diputada.
En enero, cuando Antillón salió del Congreso para asumir esa cartera, se dejó abierta la posibilidad de que en momentos de votaciones relevantes ella tomara de nuevo posesión de su curul.
Sin embargo, ahora la bancada oficial reclama que su vacante sea ocupada de manera definitiva, ya sea por ella misma o por Víctor Láscarez, quien debería asumir la diputación en caso de que la legisladora renuncie definitivamente a su puesto.
Los 24 restantes diputados de Liberación Nacional coinciden en que para este ultimo periodo es imprescindible “el diputado 25 de la fracción” para la conformación de quórum en por lo menos dos comisiones y el plenario legislativo. Asimismo para la votación de proyectos importantes de su agenda.
Pero precisamente la llegada de Láscarez era lo que el Gobierno evitaba en enero cuando optó por que Antillón asumiera su puesto de Ministra sin renunciar a la curul.
A Láscarez se le cuestiona la existencia de cobros ilegales por las visas, así como el supuesto tráfico ilegal de personas en el tiempo que estuvo como cónsul en Managua.
Por su parte, Antillón ha asegurado dejar la decisión en manos de Arias, y dice que “trabajará por el país desde cualquiera de los dos lugares”.
Antillón fue grupo jefa de la fracción liberacionista durante las dos primeras legislaturas de esta administración.
Ver comentarios