Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Matador de los aires

Redacción La República [email protected] | Lunes 15 marzo, 2010



Matador de los aires
Danny Torres extendió su invicto en los Xnights

Daniel Chacón
[email protected]

Sonaba reiterativo e incluso su invicto en el Xnight Fighters daba fuerza a sus rivales, pero Danny Torres demostró nuevamente las cualidades que lo tienen actualmente en un sitio privilegiado del Freestyle internacional, y en la retina del público local y se coronó rey en el Saprissa.
El segundo lugar fue para el japonés Eigo Sato, quien repitió la posición obtenida el año anterior; y el tercer puesto para el debutante Blake Williams, un australiano con una técnica muy diferente, y que fue recompensado con el beneplácito del público.
La jornada presentó innovaciones que resultaron exitosas. Primero, el circuito en lugar de presentar un único salto, presentó una pista pequeña, con un salto principal, unos “whoops”, un salto triple y otro secundario al principal frente a la gradería este.
De esta forma, el espectáculo se hizo más dinámico, y obligaba a los competidores a plantear una rutina más planificada.
El cartel de este año mejoró considerablemente. Fueron solo nueve “gladiadores”, pero todos de muy buen nivel.
La primera ronda fue inaugurada por el colombiano Sebastián Mejía, quien con muy buen nivel no logró calentar al público. Igual le sucedió a Dereck Cook y al noruego Andrés Villa
El primer piloto que logró levantar al público de su asiento fue el japonés Daisuke Suzuki, quien presentó trucos diferentes a los ya acostumbrados, y no se reservó nada; aspecto que luego le jugó en contra.
Eigo Sato fue el primero en superar la calificación de 90 en la primera ronda, y ahí inició las cuentas para ver si sería posible que alguno de los contendientes arrebatara el trono a Danny Torres.
Tras sato vino la sorpresa de la noche, el australiano Blake Williams, quien con una moto diferente a la que usan todos los demás, sacó provecho de su técnica distinta para llegar a las finales.
Y al cierre de esa primera vuelta, Torres salió efusivo, con mucho ánimo y dejó claro que esa noche ganaría. Trucos bien realizados, continuidad, alegría e interacción con el público le merecieron desde el inicio el aplauso y a partir de ahí todo sería un espectáculo, porque recordó que el Saprissa le sienta bien al rey.