Enviar
IMPACTO SOCIAL
Mascotas que acompañan y cuidan

Entre los objetivos de la Fundación Bocalán Costa Rica está el ofrecer terapia asistida con animales a diversos sectores de la población

Hace aproximadamente un año y medio la Fundación Bocalán comenzó a trabajar en suelo tico, su sede principal está en España, donde nació.
Esta organización está enfocada en ofrecer el servicio de terapia asistida con animales, especialmente con perros, que por ahora viven con sus entrenadores.
Actualmente la fundación cuenta con una perrita certificada por un organismo internacional, así como tres canes traídos desde España que están en proceso y cuatro de Costa Rica también.
“Los lunes y jueves visitamos la Escuela de Rehabilitación la Pitahaya, donde trabajamos en sesiones individuales y grupales con niños que padecen autismo”, comentó Andrea Jiménez, quien forma parte del staff de la organización.
Además de este servicio la fundación se encarga de entrenar a los perros que luego serán entregados a personas que los necesiten; algunos estarán destinados a la alerta médica, estos pueden detectar los niveles de hipoglicemia, por ejemplo.
“Por lo general los padres de niños con este padecimiento se preocupan porque los niveles de glucosa son muy variables y puede que los niños no los reconozcan. Los perros son entrenados para que duerman con los niños y cada cierto tiempo les huelen el aliento y detectan el nivel de glucosa, si no es el adecuado deben despertar al niño llevarle el glucómetro y despertar a los padres”, comentó Jiménez.
Los perros también son entrenados para asistir a personas con algún tipo de discapacidad, ya sea visual o auditiva, entre otras.
Otro de los objetivos de la fundación es la educación, ya que ofrece cursos para las personas que deseen participar en este tipo de terapias.
“La idea es realizar un trabajo interdisciplinario por lo que nos unimos con profesionales para así fomentar los objetivos de la terapia”, comentó.
Actualmente la fundación están en busca de patrocinio, porque la idea es poder regalar los perros entrenados a personas que los requieran, pero a la vez establecer la seguridad de los animales, mediante el alimento adecuado y los servicios médicos.
También está la asistencia judicial, mediante la cual los perros brindan un soporte emocional a niños que han sufrido situaciones de violencia.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios