Más viejos que jóvenes, la nueva crisis demográfica
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Se la conoce como la reversión histórica y parece irreversible: lugares con más viejos que niños.

Lo que empezó en 1995 en un solo país, Italia, se propagará a 56 países, a economías tan diversas como Nueva Zelanda y Georgia, para 2030. Ésas son las conclusiones de Joseph Chamie, que pasó un cuarto de siglo estudiando patrones demográficos en Naciones Unidas en Nueva York y ahora es investigador independiente.

El exdirector de la división de población de la ONU comparó las proyecciones de población de niños menores de 15 años a las de mayores de 65 años. No sólo países industrializados como Japón y Alemania están sucumbiendo a la maldición etaria. El punto de inflexión para Cuba y Corea del Sur llegará en 2020, y un lustro más tarde alcanzará a Tailandia y Estados Unidos. Para 2075, se vaticina que la población del mundo superará este hito demográfico.

Chamie se refiere a esto como “el salto de una sociedad de jugueterías a una de geriátricos”.

Si bien la perspectiva de vivir más es algo bueno, los problemas se presentan cuando una mano de obra cada vez más reducida no puede pagar los gastos de las jubilaciones. Hace varias décadas, podía haber unos diez trabajadores por cada jubilado, pero eso podría disminuir a tal punto que en Italia, por ejemplo, habría tres trabajadores por cada jubilado. Si bien las opciones políticas son desagradables —subir impuestos o reducir beneficios—, a los Gobiernos se les acaba el tiempo para actuar.

{l1}533335356{/l1}

“No se puede revocar la ley de la demografía”, dijo Chamie.


Ver comentarios