Enviar
Viernes 14 Diciembre, 2007

Más seriedad, don Humberto

Falto de toda seriedad. Esa es la opinión que resta de la lectura de la columna de Humberto Pacheco (LA REPUBLICA 11/12/07), quien con este texto se une a los opinadores alineados con el Gobierno, mismos que tienen por meta única desacreditar al PAC y a Ottón Solís, más que debatir sobre Costa Rica.
Curioso resulta cómo en los últimos tiempos muchos columnistas han dejado su papel de comentaristas y fiscalizadores de la realidad nacional y se han conformado con ser acompañantes del Gobierno. Pero eso da para otra discusión.
Volviendo al tema del debate nacional, es con un documento de análisis de 19 páginas denominado “Democracia después del referéndum” con el cual Ottón Solís examina a profundidad lo que fue el proceso del referéndum, hace un balance de lo positivo y negativo y propone derroteros para el país.
Largometraje llama Pacheco este documento, develando su afinidad por los textos cortos (¿los light también?). Luego levanta los fantasmas de campaña (Chávez, Ortega, Fidel etc.), los mismos de que echan mano quienes dejaron los razonamientos en el anaquel con los libros que no leyeron.
Usa una frase de antología: “Habla don Ottón de derroche económico favorable al Sí sin hablarnos de los dineros que se vieron reflejados en la movilización de las masas amenazantes del No”.
Ofende el señor Pacheco a los miles de costarricenses que con sus propios recursos y sin esperar platas foráneas o de empresas, salieron a manifestarse y activaron su ciudadanía.
Ofende el señor Pacheco la seriedad de los reportes de donaciones del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), donde es más que evidente la asimetría de recursos entre el Sí y el No durante el referéndum. Pero en fin.
¿Cuál es su aporte con esta columna, señor Pacheco? ¿Abrir un debate sobre el documento de Ottón Solís? No. ¿Argumentar sus discrepancias con ese documento? Su enclenque argumentación revela que tampoco era esa su intención. Entonces, ¿qué quiso usted con sus líneas? Seamos francos: atacar al PAC, atacar a Ottón Solís, esos son sus objetivos.
Estimado don Humberto, adelante, ataque al PAC y a Ottón Solís. No es el primero, no es el único y no será el último. Tampoco es original. Pero por el bien de Costa Rica, mejor relea “Democracia después del referéndum”, ármese de argumentos de fondo y dele un poco de seriedad a su exposición.
Una vez ahí, podremos encontrarnos en esta u otra arena para debatir sobre Costa Rica. No creo que un “trota mundos” le tema al trote de un partido grande.

Rafael Elías Madrigal
Subjefe de Fracción PAC