Foto 1
Enviar

Tipo de cambio se mantiene entre pequeñas bandas

Más flotación, menos administración

Tras seis meses, mercado no siente que el tipo de cambio flote

Dejar que el mercado sea el que realmente establezca el tipo de cambio, y no tener que estar administrando tanto con compras o ventas de divisas para mantener la volatilidad de corto plazo fuera del esquema, es algo que debería hacer el Banco Central.
Hoy, la estabilidad les regala competitividad a los exportadores, ya que con los casi $233 millones netos que ha comprado la autoridad monetaria desde enero pasado, no se ha permitido que el tipo de cambio se aprecie, haciendo que luego de vender sus productos y colonizar las ganancias no pierdan mucho respecto al diferencial.
Por otro lado, da un seguro y tranquilidad para los importadores y deudores en moneda extranjera, en tanto la moneda no se ha depreciado en momentos en los que escasea en el mercado.
Si usted vive analizando el tipo de cambio, puede que se haya aburrido en los últimos meses, principalmente por la poca volatilidad que existe desde mediados del año pasado hasta la fecha.
La poca flotación de la divisa y la mucha administración por parte del Banco Central hacen que, aunque se eliminara el sistema de bandas por una de flotación administrada, vivamos en una banda virtual y se minimice el riesgo de endeudarse en dólares.
El piso ha sido de ¢527 por dólar —24 de abril— y el techo de ¢541,50 —10 de febrero—, con un apoyo grande de parte de la autoridad monetaria para que el tipo de cambio no se aprecie más. Incluso, especialistas han señalado que podríamos haber llegado a estar cerca de los ¢500 por dólar.
La gran cantidad de dólares que hay en la economía presiona hacia abajo, el colón tiende a valer más frente a la moneda extranjera, y por esto el Banco Central debe comprar, para mantener el precio, alimentando las reservas internacionales.
La depreciación no tiene tanta fuerza en estos meses del año y solo en momentos particulares en que escasean temporalmente los dólares, sube un poco el tipo de cambio, que es un fenómeno que se da en casi todos los países latinoamericanos, especialmente en los exportadores de materias primas.
Aunque el Banco ahora tiene más de $8 mil millones en las reservas internacionales para defender el tipo de cambio si tiende a depreciarse, subiendo su valor.
Al inicio de la flotación administrada, la autoridad monetaria necesitó entrar con recursos para estabilizar el mercado y particularmente realizó ventas por $60 millones entre el 2 y el 10 de febrero. Luego, no requirió hacer esta acción hasta el 29 de mayo pasado, vendiendo $7,3 millones.
Además, el Central registra compras para operaciones propias desde enero a la fecha por $211,9 millones.
El haber sacado del Monex a las instituciones públicas no bancarias, le ha dado estabilidad diaria al mercado, dejando en manos del Central el momento en que entra a realizar operaciones para no permitir la volatilidad en el tipo de cambio.
Otra razón por la cual el tipo de cambio tiene presiones hacia la baja, es la menor necesidad de dólares por parte de las empresas que requieren comprar grandes cantidades de derivados del petróleo.
Estos, al estar a la baja, significan una menor cantidad de dólares para adquirirlos, haciendo que la demanda sea menor.

201506142056380.ddsdsd.png

Ver comentarios