Más drones para alquilar llegan a EE.UU. junto con nuevas normas
Foto Bloomberg
Enviar

El Gobierno del presidente Barack Obama está abriendo los cielos de Estados Unidos a más drones comerciales con las tan aguardadas normas que se espera generarán nuevos negocios como la inspección de puentes, el monitoreo de cultivos y la toma de fotografías aéreas.

El martes, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) fue mucho más allá de la propuesta restrictiva original que emitió el año pasado, en lo que hasta ahora vendría a ser el más amplio conjunto de normas para el creciente sector de los drones o aviones no tripulados. Los operadores de drones podrán solicitar a la agencia volar más allá del horizonte, en la noche y sobre la gente si pueden demostrar que tales vuelos son seguros.

“Nos encontramos en los primeros días de una revolución de la aviación que cambiará la forma en la que hacemos los negocios, protegemos a la gente y recopilamos información sobre nuestro mundo”, dijo Obama en una entrevista con Bloomberg News. Esto es solo un primer paso, pero este es el tipo de pensamiento innovador que permite que los cambios funcionen –no solo para que la economía crezca, sino para que la vida del pueblo estadounidense mejore”.

Las nuevas normas, que entrarán en vigor dos meses después de que sean publicadas en el Registro Federal, demoraron años en elaborarse y son vistas como un importante paso para poder determinar el potencial de los drones en la ejecución de tareas tales como el seguimiento de cultivos, la inspección de líneas eléctricas y tuberías, además de la asistencia que pueden prestar a las agencias del Gobierno en caso de desastre.

Las normas fundamentales permiten  vuelos a poca altura en donde el avión no tripulado debe estar dentro del rango visual de un operador o de un asistente cercano, el vuelo no se debe realizar sobre la gente. Los operadores de drones de alquiler tendrán que superar un examen escrito y ser aprobados por la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) –sin embargo, ya no tendrán que ser pilotos de aviones como requiere la ley actual–. Los drones, según la ley, deberán pesar menos de 55 libras (25 kilogramos) y deberán mantener una velocidad inferior a las 100 millas por hora (161 kilómetros).

Este conjunto de normas no permite entregas de encomiendas a través de drones por parte de compañías como Amazon.com y Google Project Wing de Alphabet Inc., hasta que la FAA elaborar reglas separadas que regulen su uso. Del mismo modo, las limitaciones en las normas no permitirán inicialmente sobrevuelos de zonas agrícolas e inspecciones de tuberías y servicios públicos, y tampoco permitirán que los medios de comunicación tomen fotografías aéreas de multitudes.

Sin embargo, la agencia prestó atención a los comentarios del sector en cuanto a su propuesta anterior y ha añadido flexibilidad, de modo que muchas de esas actividades se permitirían en virtud de un programa de exención, dijo el administrador de la FAA, Michael Huerta, en una conferencia telefónica.

Ver comentarios