Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 22 Enero, 2014

Todos los partidos pretenden ganar las elecciones para quedarse lo más que se pueda en el poder


Pizarrón

¿Más de lo mismo?

En debates presidenciales he oído a algunos candidatos criticar a Johnny Araya porque es “más de lo mismo”, sin que se percaten de que ellos mismos también son “más de lo mismo”.
Los únicos candidatos y partidos que podrían decir que no son “más de lo mismo” son aquellos que por primera vez se presentan al torneo electoral.


Los partidos políticos como organizaciones de ciudadanos se presentan a las elecciones con el propósito de ganarlas, para ganar la candidatura presidencial y ojalá la mayoría de diputados. Es lo que decimos ganar el poder político.
El poder político que se gana en estas elecciones es el de obtener la Presidencia y con ello el control del Poder Ejecutivo, que es controlar todos los ministerios y más de 330 instituciones públicas existentes, y dirigir desde allí al país de acuerdo a los Planes y Programas, metas y objetivos, que cada partido tiene y propone para su ejercicio de gobierno.
Igualmente, es ganar ojalá la mayoría de diputados y de esa forma poder impulsar leyes de acuerdo al Programa de gobierno ofrecido e impulsar las políticas económicas, culturales y sociales que se quieren llevar a cabo.
Un Partido que no se proponga ganar el poder político para realizar esto no es un Partido Político. Puede ser un club de amigos, una Tertulia Patriótica o cualquier cosa, menos un partido político.
Y si se quiere ganar el poder político es para impulsar una obra política no de tres años efectivos, o cuatro años de administración de gobierno, sino de mediano y largo plazo.
Un Partido que pretenda gobernar por una sola vez es un partido de mentirillas y sus candidatos obviamente unos farsantes y mentirosos.
Todos los partidos pretenden ganar las elecciones para quedarse lo más que se pueda en el poder, en el gobierno, elección tras elección. Esto es natural porque es la única forma de poder resolver los problemas principales que cada Partido que llega al gobierno, y su presidente con su equipo, encuentran.
Un partido como Liberación Nacional, estemos de acuerdo o no con él, fundado en 1951 y gobernando en nueve ocasiones, de 16, desde 1953, lo que ha hecho es darles continuidad a sus Programas, Metas y Objetivos respecto al desarrollo nacional. Igual ha sido el PUSC, que también ha gobernado en tres ocasiones.
Pero, igual han sido los partidos que solo eligen diputados en un gobierno o en otro. Los partidos que eligen solo diputados son “más de lo mismo”. Tratan de elegir otros diputados para continuar su obra, buena o mala según se vea, de “más de lo mismo en la diputación”.
Un candidato como Villalta, principal vocero de esta tesis, no me lo imagino políticamente, pensando que su partido puede ganar la elección solo por un gobierno, 2014-18, y en el 2018, para no ser “más de lo mismo” retirarse de la política y del escenario legislativo, como persona y como Partido.
Desde 2006, pasando por 2010 y ahora en 2014 ha sido un partido legislativo y desde 2010 con candidato presidencial es “más de lo mismo” de lo que ellos representan, porque cada partido representa algo particular con lo que el electorado se identifica.
Si ganara Villalta vamos para “más de lo mismo” de lo que representa y haría todos los esfuerzos para reformar la Constitución para asegurar su continuismo gubernativo, como se ha hecho en otros países latinoamericanos, porque es la única manera de asegurar las nuevas políticas de “más de lo mismo” que quiere impulsar.
Todos quieren ser “más de lo mismo”.
 

Vladimir de la Cruz