Enviar
Viernes 4 Julio, 2014

El principal desafío del BNCR es asumir una estrategia nacional de gran alcance, para las pymes


Más apoyo para las pymes

Las ganancias en 2013 del Banco Nacional de Costa Rica tuvieron un crecimiento importante pese a la crisis mundial y local en la que todavía Costa Rica sigue inmerso.
No obstante con todo y crisis sigue siendo el banco comercial más grande de este país, el segundo de Centroamérica por activos y el 70 en el rango de bancos más grandes de América Latina.
El banco cuenta con una red de más de 170 oficinas y más de 400 cajeros automáticos en toda la geografía nacional, en donde se ofrece una gama de productos y servicios de banca personal, banca corporativa y banca de desarrollo y pymes, incluyendo cuentas corrientes, tarjetas de crédito, préstamos de consumo, fondos de capital privado y planes de pensión, etcétera.
Actualmente la visión del BNCR es posicionarse como el mejor banco comercial del país por su servicio de atención al cliente.
Bajo esta premisa, tiene como prioridad continuar con la ejecución de sus planes de modernización de plataformas, sistemas e infraestructuras para garantizar la continuidad de su servicio de atención al cliente, a sus usuarios finales.
Cabe mencionar que el Banco Nacional de Costa Rica es una entidad que se ha consolidado como un verdadero banco de desarrollo con una proyección trascendente y positiva en la vida económica, social y financiera del país.
Esto implica que el banco para ser consecuente con su misión-visión, debería promocionar iniciativas de desarrollo que generen impacto local y regional y para lograrlo, será necesario que el Estado presente un conjunto de políticas y programas en apoyo a las pymes y a su desarrollo en todas las etapas de su vida.
Son muchos y muy grandes los retos que se dibujan delante de las micro, pequeñas y medianas empresas, y queda suficientemente demostrado su peso, respecto al valor agregado y su rol progresista en la creación de riqueza en las sociedades.
El principal desafío del BNCR está en asumir una estrategia nacional de gran alcance, concebida con la perspectiva de brindar respuestas integrales a las dificultades de las pymes, abarcando desde las actividades de las microempresas hasta aquellas de las firmas que buscan articularse en las grandes cadenas productivas.
Las pymes son generadoras netas de empleo, por lo tanto deben ser la base de una nueva planificación económica que vaya más allá a intentar establecer un marco de convergencia real que permita mejorar los indicadores económicos asociados al crecimiento, empleo, y bienestar.
Por último, en materia de financiamiento, el Sistema de Banca para Desarrollo (SBD - Ley No. 8634) es un mecanismo que debe ser reformado lo más pronto posible por el congreso y debe orientarse a financiar e impulsar proyectos técnica y financieramente viables, de las micro, pequeñas y medianas empresas, porque estas son un factor determinante en el desarrollo económico y social de los países.

Luis Fernando Allen Forbes

Director Ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare
[email protected]