Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



TÓPICOS


Más inversión para generar empleos

Johnny Leiva [email protected] | Lunes 05 junio, 2017



Más inversión para generar empleos

A nuestro país le urgen acciones para atacar el desempleo, que se resiste a bajar en los últimos gobiernos y nos coloca con una de las mayores tasas en el continente.

Lo primero es acelerar aquellas inversiones que generen trabajos de manera inmediata, para los trabajadores menos calificados y para quienes dependen de un empleo informal o estacional.

El Estado puede aportar a esa tarea acelerando la construcción de viviendas de interés social, de centros educativos, Ebais, hospitales, carreteras y demás obras para brindar servicios públicos. Y se puede hacer con recursos que ya se cuentan pero no se ejecutan. Solo por citar algunos casos, el Conavi, Banhvi, INVU, AyA, Fonatel, el Fideicomiso del Sistema de Banca para el Desarrollo y las municipalidades, sumaron ¢813 mil millones de “superávits de periodos anteriores” el año pasado (un 2,6% del PIB). Recursos que pudieron invertirse en los territorios, generando más empleos con solo mejorar la gestión.

Además, el Gobierno debe generar las condiciones para la reactivación económica y los nuevos emprendimientos para generar empleos, por medio de ventanillas donde centralizar los trámites para abrir una empresa, con plazos definitivos, aplicando el silencio positivo y con sanciones a funcionarios que pongan requisitos sin apego a la ley.

El sector productivo es un aliado que requiere permisos de construcción, de funcionamiento, patentes comerciales, registro de productos, permisos de importación y exportación y acceso al crédito, entre otros más. Simplificar trámites permite crear empleos dentro del sector formal (más de un millón de personas tienen una ocupación en la informalidad), lo que fortalecerá también los sistemas de pensiones y la seguridad social en general.

El segundo frente de acción está relacionado con la formación para el trabajo, que es la causa estructural del desempleo que más nos golpea. Actualmente, no tiene secundaria completa el 65% de quienes están desempleados (cifras del INEC a marzo del 2017), ni tampoco la completaron un millón doscientas mil personas que reportan alguna ocupación. Eso los ubica en una situación de desventaja y vulnerabilidad permanente, dentro de un mercado laboral que es cada vez más exigente y dinámico.

Para ello, el primer paso es fortalecer la oferta de formación técnica del INA y eliminar el requisito de bachillerato en sus cursos. Asimismo, se debe fortalecer la educación técnica en secundaria con mayor cobertura y equipamiento de los colegios, e implementar la formación dual en una relación de cooperación que beneficiará a empleadores, trabajadores y el Gobierno.

Por su parte, se quiere modernizar regulaciones del mercado laboral para que jóvenes y mujeres se integren con mayor facilidad a la fuerza de trabajo, sin desproteger los derechos laborales. En ese sentido, la fracción legislativa de la Unidad Social Cristiana ha impulsado la flexibilidad horaria, el teletrabajo y propuso la creación del Sistema de Empleo Juvenil (Sejoven), que permitiría a jóvenes en riesgo social aprender un oficio en una empresa, donde se cumpla con las cargas sociales al tiempo que reciban una remuneración por su trabajo.

En estos años hemos observado una economía que crece, pero que no genera empleos para todos. Las oportunidades se multiplican para el recurso humano mejor calificado, pero una parte de nuestros trabajadores no está preparada para vincularse con los sectores más dinámicos. Por eso, a la par del desempleo se ha incrementado también la desigualdad en la distribución del ingreso en nuestro país.

Debemos desarrollar políticas públicas que reconozcan esa realidad. Acelerar las inversiones y reactivar la economía, para generar empleos para más personas, al tiempo que vamos empujando esos segmentos de la población rezagados, que requieren mejorar sus destrezas y conocimientos para generar y aprovechar las buenas oportunidades. Debemos emprender acciones para que más familias tengan acceso a fuentes de empleo, cada vez mejor calificados y en condiciones de formalidad. Pongamos a Costa Rica a trabajar.

Johnny Leiva es el jefe de campaña Rodolfo Piza del PUSC.