Enviar
Más allá de la rentabilidad

Invertir en los fondos de inversión va más allá de obtener un buen rendimiento. Este vehículo cuenta con muchas otras ventajas que el futuro inversionista debe conocer con más detalle.
Aparte de la enorme ventaja que ya se mencionó sobre que el inversionista puede invertir en forma indirecta en títulos o productos financieros a los que no podría acceder individualmente, los fondos son también impulsores del desarrollo económico de una nación.
Un ejemplo de ello son los fondos inmobiliarios y de desarrollo inmobiliario, en el que los inversionistas, con una porción relativamente pequeña, pueden participar en proyectos de gran envergadura, o bien, disfrutar de las rentas y beneficios que ofrece actualmente el mercado de bienes raíces.
Al convertirse en un importante comprador de activos, los fondos de inversión han contribuido a fomentar la construcción de centros comerciales, oficentros y techos industriales, estos últimos, de alta demanda por las empresas internacionales que han llegado a nuestro país.

Otras ventajas
*Al comprar títulos en forma conjunta, el inversionista no solo tiene la ventaja de acceder a títulos más sofisticados y atractivos, sino que el poder de compra de los fondos es tan grande que pueden adquirir papel a precios mejores y, en algunos casos, hasta con descuento, lo que puede favorecer la rentabilidad.

*No es tan necesario un gran conocimiento del mercado: A diferencia de lo que ocurre cuando se hace una inversión directamente en un título valor, al invertir en fondos el cliente no debe tener un gran conocimiento de lo que está invirtiendo, porque el fondo cuenta con analistas que estudian las inversiones por él.

*La liquidez la brinda el propio fondo (en el caso de los fondos abiertos), lo que le ofrece al cliente una mayor seguridad cuando requiera los fondos de su inversión.

*De la misma forma, el inversionista toma menos riesgos de invertir en un solo título, pues el fondo diversifica en varios tipos de bonos, con lo que los riesgos de una caída en el precio de un valor determinado son menores, ya que se aplaca con el alza de otro título.

*Los fondos de inversión tienen un tratamiento fiscal especial, ya que se deduce el 5% de impuesto sobre la renta. En una inversión directa, los intereses pasan a formar parte de la base imponible, cuyo mínimo es un 10%.
Ver comentarios