Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Más allá de Avancemos

| Martes 26 febrero, 2008


Más allá de Avancemos


Immanuel Kant, filósofo alemán que vivió entre los años 1724-1804, afirmó que la educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección que su naturaleza es capaz.
Kant nunca se alejó más allá de 10 kilómetros de su natal Königsberg (actualmente Kaliningrado, Rusia), pero su pensamiento y enseñanzas continúan dando la vuelta al mundo y, pese a las dificultades que enfrentó para culminar sus estudios superiores, finalmente se constituyó junto con Platón y Aristóteles en una de las vías de los grandes aportes al conocimiento humano, en campos tan diversos como la filosofía, el derecho, las relaciones internacionales y la ética, entre otros.
Con plena conciencia de que en efecto, la educación es un herramienta para mostrar nuestras mejores capacidades humanas, iniciamos desde el año pasado la labor de arrebatar a 140 mil jóvenes de las calles y llevarlos a las aulas de los colegios mediante el programa Avancemos, iniciativa que durante 2007 benefició a más de 100 mil jóvenes.
En este año, previamente al inicio del curso lectivo, el IMAS hizo efectivos ¢1.081 millones correspondientes a este programa, lo cual garantiza la continuidad de las ayudas a los alumnos beneficiarios del año anterior y compromete más de ¢7 mil millones en 2008, además de los 10 mil nuevos muchachos que ingresarán al programa.
A un año de su puesta en marcha, Avancemos representa hoy algo más que una ayuda económica para evitar la deserción en los colegios, representa la posibilidad para que los jóvenes bachilleres beneficiados con el programa aspiren a una educación superior.
Hemos firmado con la Unión de Rectores de Universidades Privadas (UNIRE), un convenio de cooperación que otorgará becas de estudio superior a los mejores 1.000 estudiantes incluidos en Avancemos. Estamos seguros de que las universidades estatales van a responder de la misma forma.
A este convenio también se unió la Cámara de la Construcción, que brindará un incentivo de ¢50 mil todos los meses para aquellos jóvenes que cursen alguna carrera relacionada con el ramo de la construcción, unido a la posibilidad de ser contratado o contratada a futuro por alguno de los asociados empresariales.
Esperamos ser testigos de la formación no solo de arquitectos o desarrolladores de materiales; también deseamos ver ingenieros en sistemas, industriales, psicólogos y administradores de empresas entre otras carreras a las cuales estos muchachos de bajos recursos podrán obtener, con su esfuerzo y su deseo de crecer como profesionales y como seres humanos.
Tenemos la completa seguridad de que estos muchachos que hoy, a pesar de las dificultades y de los retos que les presenta la vida, sacarán la tarea adelante, serán aptos para desarrollar toda la capacidad que su naturaleza humana puede ofrecer y sus ideas, proyectos y pensamientos también serán aportes al conocimiento humano en beneficio de Costa Rica y del mundo.

José Antonio Li Piñar
Presidente ejecutivo del IMAS