Enviar

Cuando Insomniac Games anunció en el E3 del 2016 que estaban trabajando en un videojuego oficial de Spider-Man el hype fue inmediato. Subidón hasta las nubes y emociones a flor de piel. Tras el desarrollo de 3 grandes sagas como lo fueron Sunset Overdrive, Spyro y Ratchet & Clank, la compañía californiana contaba con el expertirz necesario para encargarse de un título del peso y prestigio del Sorprendente Hombre Araña. Luego vinieron los retrasos, la lluvia de avances, los trailers mensuales, los rumores de downgrade y el hype se fue desinflando poco, al punto de llegar al título con expectativas más bajas de las normales para una de las grandes exclusivas del año.

No obstante, desde el primer momento en que vimos la intro de Spider-Man corriendo directamente en una PlayStation 4, para pasar directamente al control absoluto del mítico personaje, todos los rumores, dudas e interrogantes se borraron de golpe. Y con cada balanceo de nuestra telaraña -entre una de las representaciones más espectaculares de la Gran Manzana que hayamos visto en un videojuegos-, el hype regresó para regalarnos un mar de emociones sinceras y complejas entorno a una de las mejores historias que hayamos visto del Hombre Araña y al mismo tiempo, uno de los títulos más adictivos y entrañables de la presente generación.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

20180921142520.foto1s.jpg

Desarrollar un título que logre capturar la esencia de todo lo que representa un personaje que ha sido interpretado en todos los formatos posibles -desde los cómics hasta la gran pantalla-, que al mismo tiempo es considerado uno de los personajes más populares y exitosos comercialmente en la industria del entretenimiento y adicionalmente, es declarado públicamente el personaje favorito de Stan Lee, la leyenda viviente y mente maestra del imperio que ha construido Marvel Cómics no es un tarea fácil de realizar.

Por ello, cuando la empresa que nació y conquistó junto a Naughty Dog el mercado de los 90s y principios del siglo con tres grandes sagas -y que ha obtenido tres veces consecutivas el premio a la mejor empresa de videojuegos de Estados Unidos-, anunció que iba a estar detrás de la décimo novena adaptación del personaje en la industria de los videojuegos, la prensa y los fans supieron que el legado del mítico personaje estaba en las manos correctas.

20180921142601.foto2.jpg

Tras nuestro primer contacto con el nuevo título de Insomniac Games, no queda la menor duda de que Marvel y PlayStation hicieron la apuesta correcta. La compañía californiana tuvo la capacidad de hacer suya la frase más icónica del personaje y plasmarla a la perfección en el papel. La incorporación de dos grandes veteranos como Dan Slott - guionista de Marvel Cómics responsable desde el 2010 de las historias The Amazing Spider-Man-, y Christos Gage - guionista de la serie The Superior Spider-Man-, fueron piezas claves para el desarrollo de una trama que permea de manera fiel la personalidad carismática y el universo alrededor del Hombre Araña.

20180921142707.foto3.jpg

Si a esto agregamos la incorporación de James Cooper, veterano desarrollador y responsable creativo del todo poderoso Uncharted 4: El desenlace del ladrón y la llegada del experimentado compositor John Paesano, responsable de la ambientación musical del universo de Marvel en la serie de Netflix 'Daredevil' y 'The Defenders', tenemos claro que Insomniac Games hizo la tarea para armar un 'dream team' capaz de cargar en sus hombros con el poderoso legado detrás de Spider-Man y regalarnos una joya atemporal que es fresca, divertida y adictiva en partes iguales, haciendo realmente difícil separarse del control y añorando constantemente regresar a ponerse el traje del entrañable personaje.

Un apartado gráfico de antología y mecánicas de juego adictivas

20180921142807.foto4.jpg

Para ello, Insomniac Games se ha encargado de emplear un motor gráfico marca de la casa para regalarnos un poderoso apartado visual que despeja todas las interrogantes y rumores pre-lanzamiento entorno a un posible bajón gráfico. Tras los primeros minutos de juego uno tiene la certeza de que está ante algo realmente poderoso al ver la forma en que el personaje se columpia de forma sensacional por cada uno de los edificios que componen la versión 'Marvel' de Manhattan con sus distintivos colores, auto-referencias, vida social e impacto de poderosos detalles visuales.

Desde el movimiento natural, fluido e intuitivo de las telarañas aferrándose a cada espacio disponible del cuál el súper héroe arácnido puede desplegarse para avanzar a brincos y saltos espectaculares, pasando por una ciudad carga de NPC's que interactúan constantemente con cada una de las acciones que realizamos, hasta una inconmensurable pasión por los detalles que se ve reflejada en cosas tan ínfimas -y al mismo tiempo tan importantes-, como el desarrollo de múltiples diálogos y escenas in-game que varían según el estado activo o inactivo del personaje, que demuestran hasta donde ha ido Insomniac Games con tal de retratar de la forma más fidedigna la naturaleza del personaje, haciendo que el personaje se escuche agitado si contesta una llamada en medio de una persecución o si su respiración sea regular y normal al hablar si se encuentra quieto.

Esto se ve también manifiesto en la evolución natural de la jugabilidad y las animaciones. Mientras al principio cuesta tomarle el ritmo al sistema de movimientos por la ciudad, conforme vamos avanzando todo se hace más fluido y rápidamente nos acostumbramos a estar en la piel del personaje. Lo mismo sucede con las misiones aleatorias que vamos encontrando a lo largo de la enorme ciudad, con la participación de Spidey en crímenes aleatorios como secuestros, atracos, persecuciones, amenazas de bomba entre otros que empezarán en modo 'básico' e irán evolucionando naturalmente para hacerse más complejas, aumentando su dificultad. Por ejemplo, en una primera instancia nos encontraremos con una pareja atrapada en un accidente, para luego en una misión similar que ya consideramos similar, tendrá la variación de que se iniciará una persecución para atrapar a los culpables, y luego en otra, tras atraparlos, enfrentar algún reto adicional. Y así gradualmente con sus respectivas animaciones e historias pequeñas.


Mismo nivel de pasión por los detalles aplica al destacado sistema de combate que Insomniac Games ha incorporado en el juego y cuya comparación con la jugabilidad y el estudio responsable de dar vida al legendario Caballero de la Noche en la aclamada saga de videojuegos 'Batman Arkham' de Rocksteady es inmediata y justificada. Para nadie es un secreto que la inspiración del combate y modo de juego bebe directamente del legado del estudio californiano. Y francamente, esto no tiene nada malo, al contrario, es de lo más destacado. Tomar elementos clásicos de la jugabilidad que consagraron a la saga de 'Batman Arkham' como una de las mejores franquicias y mejores adaptaciones del mítico Caballero Oscuro en la historia de los videojuegos, ha sido uno de los mayores aciertos que ha asumido de Insomniac Games.


Jugabilidad marca Arkham con sello Marvel

20180921143636.foto6.jpg

Porque más allá de las críticas comparativas, Marvel's Spider-Man toma los elementos clásicos de combate del juego y mecánicas de sigilo de la jugabilidad de Rocksteady y lo mezcla a la perfección con la movilidad y fluidez presente en la saga 'inFamous' -otra de las grandes desarrolladoras exclusivas de PlayStation-, para lograr un resultado de alto nivel que nos permite ponernos directamente en la piel del trepa muros, al sentir cada movimiento como algo propio y no como una simple réplica, incorporando -nuevamente-, en el proceso una serie de diálogos in-game que sacarán más de una sonrisa al escuchar -en pleno combate-, a Spidey siendo Spidey, mientras encadena un ultra combo de golpes y ataques fulminantes para hacer frente a una amplia gama de enemigos cuya dificultad y complejidad nos obligarán a emplear a fondo nuestras mejores gadgets y habilidades adquiridas para sobrevivir a la dura ciudad de Nueva York, algo que se agradece y disfruta a plenitud en la dificultad más alta.

Y es que si bien es cierto el juego cuenta con las tradicionales modalidades 'fácil', 'normal' y 'difícil', es en el modo 'espectacular' en el que realmente se percibe como propio el verdadero reto de encarnar al Hombre Araña y liderar su lucha contra los principales males que azotan la ciudad, siendo obligatorio e indispensable el estudiar detenidamente a nuestros enemigos, incursionar en el árbol de mejoras de habilidades y desarrollar nuevos gadgets para ser mucho más efectivos en el combate directo y logrando con un par de botones combinaciones completamente novedosas e intensas.

Agreguemos a la receta una amplia selección de 27 trajes clásicos de los cómics, las series animadas y el universo cinematográfico de Marvel -con sus respectivos poderes y gadgets personalizables-, y tenemos el sueño más profundo de cualquier fan del 'Hombre Araña' materializado en un videojuego. Y francamente, esto es algo de agradecer. Porque una vez superado el umbral comparativo del modo combate entre la saga Arkham y Spider-Man, lo que tenemos es un título que respira el sello marca de la casa de Marvel Cómics.


Una historia a la altura del personaje

20180921144103.foto7.jpg

Y es que el punto transversal del juego es su historia. Más allá de lo exquisito que resulta su sistema de combate, poderoso apartado gráfico sin downgrade o caídas de FPS, las interesantes misiones secundarias o paralelas, la base de todo el videojuego es una historia que se encuentra muy por encima de las expectativas, al desligarse completamente de la responsabilidad de narrar los inicios del personaje y ponerle en un punto intermedio en el que Peter -con 23 años-, ha sido el hombre araña por casi una década y se ha desempeñado al mismo tiempo como el protector de la Ciudad de Nueva York y practicante de Octavius Industries, tras haber terminado un par de meses atrás con MJ, que también es un personaje jugable en diversos tramos de la aventura, y logra retratar una de las versiones más interesantes de Mary Jane Watson, alejándose de la figura tradicional y colocándole como una compañera de batalla más que una damisela en apuros.

La aparición de enemigos clásicos del cómic en ciertos puntos claves de la historia le dan mucho valor y peso al juego, logrando mantener un equilibrio entre aquellos jugadores que no conocen absolutamente nada del personaje -logrando ser lo suficientemente atractivo-, y enganchando a los más veteranos del Hombre Araña con cameos, easter eggs y hermosos coleccionables que sacarán más de una sonrisa garantizada a los fans de antaño, logrando siempre brillar con luz propia en los momentos más emotivos de la historia y en los que queda en manifiesto que Insomniac Games se ha metido de cabeza en los cómics, series y películas del personaje, subsanando temas tan transversales como la química y relación

entre Peter y MJ -una en la que el videojugador realmente sí se siente interesado por mantener a flote-, y agregando pequeñas sub-tramas que nos dan una visión más humana y cercana de los personajes principales, y al mismo tiempo, amplia el enfoque de los villanos y antagonistas con lo que nos enfrentamos.

Todo esto sin perder la esencia de un Spider-Man que la ve de cuadritos para llegar a final de mes, que tiene su relaciones personales en crisis, y que se adapta a la perfección a los tiempos que corren, usando la tecnología para comunicarse con sus amigos y familiares a través de mensajes de WhatsApp, escuchar el podcast de un J. Jonah Jameson retirado del mundo periodísticos -brutales cada uno de ellos-, y tiene una cuenta oficial de Twitter con más de 15 millones de seguidores en la que caerán a granel interacciones con la historia, destacando los mensajes de saludo y agradecimientos de personajes secundarios o NPC's que salvemos en nuestro camino, o reportes de ciudadanos que nos visualizaron haciendo nuestro trabajo en las calles de Manhattan y haciéndonos sentir como cercano cada decisión que toma el personaje en una historia única cuya duración supera las 30 horas de juego -sin misiones secundarias-, y que puede perfectamente rondar las 50-60 horas tras ir a completar el 100% del juego.


Veredicto final

20180921150315.foto9.jpg

Marvel's Spider-Man es por mucho el mejor videojuego que ha protagonizado el trepa muros. Tienen algunos defectos mínimos -como los tiempos de carga que son ínfimos pero siguen estando presente en un título sandbox en pleno 2018-, sin embargo estos detalles no empañan la experiencia global de un título que es divertido, adictivo y con mucho contenido diseñado especialmente para los fans de antaño como para aquellos que se acerquen por primera vez a un videojuego protagonizado por el Sorprendente Hombre Araña, que aunque no llega a ser un 10/10 con todas sus letras, se mantiene con méritos propios en un sólido 8.5/10. Marvel's Spider-Man se encuentra actualmente a $60 y puede encontrar en Costa Rica en Videojuegos Mathu. Sigue lo mejor de Spider-Man y todo el acontecer de la industria de videojuegos, la tecnología y la cultura geek en Revista Level Up a través de nuestras redes sociales en Facebook, YouTube y Twitter.


Ver comentarios