Márquez, diez de diez
Marc Márquez sumó su décimo triunfo consecutivo de la temporada y apunta hacia su segundo título mundial. AFP/La República
Enviar

Márquez, diez de diez

El piloto español siguió va con paso perfecto en Indianápolis

Casi dos décadas pasaron desde que el australiano Michael Doohan logró diez victorias de 500cc consecutivas en 1997. En ese entonces Marc Márquez era un niño de tan solo cuatro años, parecía que nadie sería capaz de lograr tantos triunfos como el grandísimo Mick, pero Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se encargó de brillar con luz propia al obtener el Gran Premio de Indianápolis de MotoGP que se disputó en el circuito de Brickyard y así conseguir el décimo triunfo en el Mundial.

201408102256100.a99.jpg
Junto a Márquez en el podio estuvieron su compatriota Jorge Lorenzo y el italiano Valentino Rossi, ambos pilotos oficiales de Yamaha.
“Cuesta pensar que iba a conseguir diez triunfos pero hemos pasado el ecuador del campeonato y ya los llevamos”, comentó el ganador.
Una vez más, Márquez se dejó sorprender en la salida, en esta ocasión por los italianos Andrea Dovizioso (Ducati), Andrea Iannone (Ducati) y Rossi, quinto mejor tiempo de entrenamientos, que en la segunda curva ya se puso al frente de la carrera.
El italiano aguantó en cabeza de carrera con un buen ritmo, secundado por Dovizioso, Márquez y Lorenzo, pues Iannone y Dani Pedrosa comenzaron a perder terreno.
En la sexta vuelta se produjo una situación que ayudó a Márquez, pues Dovizioso pasó a Rossi y este le intentó devolver la jugada poco después, pero ambos se tocaron y dejaron el camino libre al líder del mundial para que se colocara en el primer puesto.
Sin embargo, nuevamente Rossi se colocó a la cabeza, Marc tuvo que defenderse de los ataques de Jorge Lorenzo, quien en dos ocasiones al menos le “metió rueda” durante el octavo giro, aunque sin éxito.
En el undécimo giro se produjo un nuevo ataque de Márquez, que doblegó a Rossi y esa situación la aprovechó Lorenzo para intentar superar también a su compañero de equipo, lo que provocó algunos momentos que sirvieron para que, por delante, el piloto de Repsol comenzase a abrir camino a su décima victoria consecutiva de la temporada, además de ser la centésima en la categoría reina y la 500 del motociclismo español.
El ritmo impuesto por el líder del mundial acabó teniendo su recompensa en el decimoquinto giro, en el que Márquez logró el récord del circuito y Lorenzo ya estaba segundo pero a casi un segundo y medio de distancia.
La carrera estaba sentenciada y el español era nuevamente el vencedor, especialmente tras lograr un nuevo récord del circuito a diez vueltas del final con 1:32.831, que incrementó su ventaja hasta casi dos segundos.
El español fue campeón el año anterior en la categoría MotoGP y es fuerte candidato a repetir esta temporada. La undécima victoria podría llegar el próximo domingo 17 de agosto en el GP de República Checa.

Walter Herrera y EFE
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios