Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Marinas sufren por contracción del crédito

Redacción La República [email protected] | Viernes 24 abril, 2009



Paralización de obras inmobiliarias alrededor de estos proyectos frena su puesta en marcha
Marinas sufren por contracción del crédito
Solo Los Sueños y Papagayo se encuentran operando de un total de 16 proyectos que se espera levantar

Karen Retana
[email protected]

La contracción del crédito ha provocado que algunos proyectos de marinas encallen.
Este tipo de obras se complementan con complejos inmobiliarios que se han detenido ante la falta de recursos.
En la actualidad solo dos marinas están operando, Los Sueños, que está abierta desde hace cuatro años, y Papagayo, la cual se inició en diciembre tras finiquitar su primera etapa.
“La crisis afecta a todos, pero estamos cumpliendo con un plan de negocios y nuestra meta es alcanzar un 30% de ocupación en un año; ya hemos logrado un 14%”, comentó Roberto Kopper, director de la marina Papagayo.
En contraste, en Bahía Escondida en Golfito mantienen su construcción paralizada, mientras otras apuestan a comenzar a operar con lo mínimo.
“Otras pretenden iniciar su operación con los requerimientos mínimos que establece la ley, para dar tiempo a recuperar la inversión”, comentó Oscar Villalobos, secretario técnico de la Comisión Interinstitucional de Marinas y Atracaderos (Cimat).
La marina Pez Vela entraría a trabajar una vez que finalice su primera fase.
La desaceleración en las obras de marinas se siente en el Cimat, ya que algunas de ellas han reducido el ritmo o solicitado tiempo de espera para reactivarse.
Sin embargo, el proceso de aprobación se caracteriza por la lentitud, debido a su complejidad y la necesidad de recursos.
Se estima que una obra de este tipo puede requerir una inversión de $50 millones, razón por la cual se construyen por fases.
Las marinas en el Coco y Moín se encuentran en la etapa de solicitud de permisos. Mientras que la de Flamingo enfrenta recursos de amparo.