“Mariachis” disidentes montan partido
La función pública tiene que estar fundamentada en los principios de legalidad y probidad; si no es así, estamos minando la sociedad, no obstante, no es solo un asunto de los políticos, sino de toda la sociedad, indica Guillermo Vargas, presidente del Centro Democrático y Social.Esteban Monge/La República
Enviar

Salieron de las filas rojiazules por casos de corrupción

“Mariachis” disidentes montan partido

Destacan Roberto Tovar, excanciller y Luis Manuel Chacón, fundador del PUSC

Un grupo de políticos que en el pasado defendió a capa y espada al PUSC, prefirió echar todas sus ilusiones en una maleta y formar casa aparte para las próximas elecciones.

201302202332160.n22.jpg
La nueva agrupación política se llama Centro Democrático y Social (CDS) y tiene entre sus filas a un grupo reconocido de exsocialcristianos que ocuparon altos cargos en el gabinete y la Asamblea Legislativa.
Algunos de ellos como Guillermo Vargas, exministro de Educación Pública, estuvieron alejados de la política por años, tras los escándalos de corrupción que involucraron a los mandatarios Rafael Ángel Calderón (1990-1994) y Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002).
Esos dos expresidentes llegaron a Zapote apoyados por la agrupación rojiazul.
El sentimiento de que el país avanza por la senda inadecuada, que los partidos actuales no cumplen con las expectativas de la gente y que la pobreza se extiende a más hogares, hizo que se juntaran otra vez.
Primero como un grupo de estudio y luego como una nueva agrupación política para promover los ideales que vienen hablando desde hace dos años.
Además de Vargas, están Roberto Tovar, excanciller de la República; Ana Lorena Vásquez, exdiputada; Ana Elena Chacón, exlegisladora y Luis Manuel Chacón, fundador del PUSC.
A ellos, se podrían sumar otros políticos ligados al PUSC en el pasado, como los expresidentes del Congreso Gerardo González y Rolando Laclé, quienes han participado en reuniones, pero sin tomar una decisión definitiva.
No obstante, el Centro Democrático y Social no solo está conformado por exintegrantes del PUSC, sino que también se nutre ideológicamente de principios liberales.
En ese sentido, un grupo de jóvenes que buscaba conformar el Partido Liberal, bajo el amparo del exdiputado del Movimiento Libertario, Federico Malavassi, decidió dejar el proceso a medio camino y unirse más bien al Centro Democrático y Social.
Por esta razón, “no se puede decir que somos un partido exiliado del PUSC”, agrega Vargas, quien al tratar el tema de la corrupción que sacudió a ese partido e involucró a Calderón y a Rodríguez, lo hace con guantes de seda.
No obstante, sí toma distancia de ellos.
“Desde hace diez años no estoy en política. Este partido no es anti nada, lo que queremos es construir una Costa Rica mejor, para romper los esquemas políticos viejos, que han generado desazón y desconfianza, por la corrupción y los viejos cacicazgos”, indica Vargas.
El Centro Democrático es uno de 14 partidos que completó los trámites de inscripción ante el TSE y su objetivo es luchar por la Presidencia.

Esteban Arrieta
[email protected]
 


 

Ver comentarios