Enviar

Mercados financieros a la expectativa de recesión

Durante las últimas semanas los mercados financieros se han corregido fuertemente, debido al temor a que nos encontremos en la antesala de una nueva recesión. El mercado ha bailado al son de la deficiencia en la política estadounidense y la deuda europea, estas dos grandes variables son las que están creando tal incertidumbre y negativismo en los mercados que los inversionistas han preferido ubicarse en activos sumamente seguros y líquidos.
En el caso estadounidense, la economía apenas creció un 1% durante la primera mitad del año y la actividad comercial permaneció débil en el tercer trimestre, con el índice manufacturero en 50,9%, elevando los temores de que la economía pueda caer de nuevo en una recesión.
Un tema clave para que crezca la economía de este país es el repunte del consumo de los ciudadanos estadounidenses, ya que representa dos terceras partes del Producto Interno Bruto, y lastimosamente se encuentra detenido por la falta de certeza sobre el futuro, esto es, la seguridad de que habrá empleos suficientes para pagar las cuentas del diario, ya no sólo la posibilidad de cumplir con obligaciones crediticias.
Del otro lado está el problema europeo, originado por los altos niveles de deuda de algunos países de la zona euro, lo que conlleva a un riesgo de cesación de pagos y el efecto contagio a otros países.
Desde mi óptica la situación europea es determinante para que no se caiga en una nueva recesión. Si bien, los líderes de Europa están luchando por contener la crisis de deuda soberana, hay que tener presente que Europa compra aproximadamente un cuarto de las exportaciones de las compañías estadounidenses, por lo que es de suma importancia el camino que en el corto plazo tomen los líderes europeos.
Si relacionamos datos y vemos algunos indicadores hay señales de que se podría estar a las puertas de una nueva recesión y si los indicadores y variables antes citadas se siguen comportando como hasta ahora, es probable ver más caídas en los mercados y que la situación económica mundial se deprima aún más.
Por eso los inversionistas deben estar alerta para tener claro qué oportunidades presentan los mercados, si desean inclinarse por activos seguros y de alta liquidez, aunque se tenga que sacrificar algo de rendimiento, o ir a aprovechar algunas “gangas” que se puedan encontrar en la renta variable. Recordemos que eso es lo que ofrecen los mercados, oportunidades para ganar, hasta de aquello terrible que suceda, en este caso una recesión.

Trader internacional. Improsa Valores, Puesto de Bolsa
Ver comentarios