Logo La República

Martes, 15 de octubre de 2019



BLOOMBERG


Marcas chinas a Europa y Nueva York

Bloomberg | Sábado 02 noviembre, 2013

Los compradores chinos no van a tener que viajar horas interminables de vuelo, para encontrar productos de calidad. Ahora los empresarios chinos harán guardarropas de glamour.Bloomberg/La República


Marcas chinas a Europa y Nueva York

Los turistas chinos que buscan algo de glamour occidental para sus guardarropas en las elegantes boutiques de Place Vendôme de París o Mayfair de Londres muy probablemente terminen eligiendo atuendos mucho más conocidos para ellos.
Shanghai Woo, fabricante chino de pañuelos, planea abrir locales en París, Londres, Milán y Nueva York en los próximos tres años.
Bosideng International Holdings Ltd., que vende chaquetas de $82 en China, cuenta con que una nueva tienda en South Molton Street de Londres le dará más atractivo. Trinity Ltd., que cotiza en Hong Kong, este año empezó a vender su línea de ropa para hombres Kent Curwen en Bloomingdale’s de Nueva York.
El gusto de los consumidores chinos por las etiquetas occidentales desde hace mucho ayuda a las compañías de Nike Inc. a General Motors Co. a vender más que sus rivales asiáticos en el país con mayor población del mundo. Ahora, las compañías locales buscan dar a sus marcas –y ventas- algo de brío adicional en el país abriendo locales en los centros mundiales de la moda y posicionando productos en los éxitos de taquilla de Hollywood.
“El consumo chino sólo comenzó a despegar hace siete u ocho años”, señaló Stephen Sun, máximo responsable ejecutivo de Shanghai Woo, que vende pañuelos y chales de lujo que cuestan entre $327 y $820  en sus 37 tiendas de China continental.
Stella International Holdings Ltd., fabricante de zapatos que cotiza en Hong Kong y se está expandiendo en el exterior, cerró con un alza de 1,5%, a $19,38.
Shanghai Metersbonwe Fashion Accessories Co., que ya probó el posicionamiento de productos en el cine, trepó 2,6%  a $2,31, en las operaciones en Shanghái.
Las marcas chinas a menudo se asocian a precios bajos más que a alta moda. Ahora miran hacia fuera y buscan modificar esa imagen ante el aumento de la competencia de pesos pesados internacionales como Hennes Mauritz AB y Coach Inc. en su país.
Las capitales extranjeras –bastiones tradicionales de las compañías de artículos de lujo como Christian Dior SA y LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton SA- están empezando a ser puntos importantes para la comercialización de productos a los compradores chinos, que viajan al exterior cada vez más.
Bosideng, que cotiza en Hong Kong y vende chaquetas y abrigos en el continente, invirtió US$49 millones el año pasado en una tienda de seis pisos en el West End de Londres. Contrató a los diseñadores británicos Nick Holland y Ash Gangotra para que diseñaran una colección que incluye camisas formales de telas italianas que se venden a 90 libras (US$145).
“Con tantos chinos que viajan al exterior, es importante tener tiendas ‘escaparate’ afuera”, explicó en una entrevista de septiembre Julie Sun, vicepresidente de estrategia empresarial y relaciones con los inversores de Bosideng. “Si van a la Quinta Avenida de Nueva York, París o Milán y ven la tienda, eso favorecerá las ventas y el reconocimiento de marca”.
Europa estará entre los principales destinos de los 94 millones de chinos continentales que viajarán al exterior en 2015, según McKinsey Co. Casi un tercio de los compradores chinos de artículos de lujo harán compras allí este año, ha calculado la firma, con un aumento de un quinto respecto del año pasado.

 






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.