Foto 1
En lo que respecta a las ventas minoristas de artículos de lujo, el sueño americano se está convirtiendo en una pesadilla. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios