Enviar
Maradona deshoja margaritas
Sin fuerzas para continuar, un gran recibimiento hará reflexionar a Maradona si sigue

La eliminación de Argentina del Mundial a manos de Alemania por una goleada de 4-0, el sábado pasado, hacía pensar que el banquillo de la albiceleste tendría nuevo ocupante.
Sin embargo, luego del gran recibimiento que le dieron ayer a su llegada al país al técnico Diego Maradona y al equipo, todo hace pensar que se mantendrá en el cargo.
La decisión final está en manos del propio Maradona, a quien el presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, le pidió que dirigiera el equipo para el amistoso que tendrá el 11 de agosto contra Irlanda en Dublín.
Después del partido en que su equipo fue aplastado 4-0, Maradona dijo no tener fuerzas para nada y que debía pensar bien su decisión. Quizá el sorpresivo recibimiento de quienes lo veneran y le perdonan todo, lo revitalice.
A su llegada ayer al aeropuerto de Ezeiza, Argentina, en un vuelo regular procedente de Pretoria, el equipo fue trasladado desde las pistas en un autobús con escolta policial al recinto de la AFA, donde se concentraron miles de seguidores para saludar a los jugadores.
Y entre los gritos de los aficionados se escuchaba "Argentina" y "Aguante Diego", y otros mostraban carteles con lemas en apoyo de Maradona.
La prensa argentina dedicó amplios espacios a las especulaciones sobre su futuro, mientras sus admiradores inundaron las páginas en la red con mensajes de respaldo.
El proyecto inicial de Grondona y de Maradona era mantener al cuerpo técnico hasta Copa América de 2011, que se realizará en Argentina.
"No es el momento para evaluar. La derrota todavía está muy fresca. El tema se evaluará en los próximos días. Seguramente el mismo Diego querrá tomarse un tiempo para pensar en el futuro", aseguró Grondona al diario La Nación.
El preparador físico del equipo, Fernando Signorini, aseguró desde Pretoria que "la decisión está en manos de Diego", quien a su juicio "tendrá que hacer un balance y decidir cuál es la mejor opción".
"Lo cierto es que nadie sabe qué va a pasar con este Maradona derrotado y dolido. Del imprevisible Diego depende, como cuando jugaba", apunta el diario Clarín, que como el resto de los rotativos asegura que al término del encuentro con Alemania le habría dicho a su mano derecha, Alejandro Mancuso, que no tiene ganas de seguir.
Entre los que podrían sustituir en el cargo a Maradona, en caso que este decidiera irse, está Gerardo Martino, actual entrenador de Paraguay, que con jugadores de menos renombre, llevó muy largo a los guaraníes en la justa.
Maradona dirigió a Argentina en 24 partidos; logró 18 triunfos y ningún empate.

Susana Ruiz y EFE
[email protected]
Ver comentarios