Enviar
• Amonestación a profesionales no evita que se multe a empresas
Mano dura contra contadores
• Fisco reportará a colegio profesional a quienes incumplan normas

La Dirección General de Tributación reforzará los controles en las declaraciones de impuestos mediante un reporte a los colegios profesionales, con los nombres de los contadores que no cumplen las normas establecidas por el fisco.
Con este reporte las entidades gremiales pueden amonestar de manera pública o privada, o sancionar con la inhabilitación del ejercicio de sus funciones a sus agremiados.
Lo anterior generaría un problema si hay interpretaciones de los profesionales que no necesariamente están mal, pero no coinciden con el fisco, situación que se ha dado muchas veces, solo que esta vez se podría amedrentar a los contadores con la posibilidad de una sanción.
Asimismo el comunicado de Tributación no explica si los contadores tendrán alguna audiencia para defender su accionar ni ante quién sería (el fisco o el colegio).
Pero esta posición no afecta solo a contadores sino también a empresas.
“Las directrices que Tributación ha planteado en torno a la contabilidad como la base cierta de la autodeterminación de las obligaciones tributarias, quiere decir que si la contabilidad es insuficiente, incompleta, dicha condición facultaría a la administración a ignorar la contabilidad como base probatoria, abriendo la puerta de los indicios y determinaciones de oficio de las obligaciones tributarias mediante el uso de presunciones”, dijo Carlos Camacho, gerente de Grupo Camacho.
“Esto es un acto grave para los contribuyentes que ante el potencial litigio se encuentran con que ante un traslado de cargos resultante de estas conductas de orden técnico incumplidas, se llegue a tener que buscar prueba en una contabilidad que de plano ha sido rechazada”, agregó.
El comunicado del fisco detalló que uno de los objetivos de los recientes cambios es hacer conscientes a los contribuyentes, como consumidores de servicios profesionales, para que exijan estados financieros y balances firmados por los contadores, así como notas técnicas que adviertan de los riesgos fiscales que pueden correr si no registran correctamente sus transacciones.
“Muchas veces nos encontramos con registros incorrectos, con deducciones de gastos que no son deducibles y los contribuyentes aducen que su contador les aseguró que esto se podía hacer. Tal situación debe tener consecuencias no solo para el contribuyente, sino también para su contador”, afirmó Francisco Villalobos, director general de Tributación.
Aún no es claro por qué tributación se enfoca solo en contadores, si también abogados pueden dar recomendaciones para hacer las declaraciones de impuestos.

Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios