Enviar
Personal cuenta con conocimientos técnicos inapropiados
Mano de obra poco calificada reta a construcción

• Baja formación se traduce en incumplimientos a la hora de construir, lo cual pone en peligro seguridad

Karen Retana
[email protected]

La escasez de mano de obra para dar abasto con la demanda de proyectos constructivos en zonas costeras ha propiciado la contratación de personal poco calificado.
El auge inmobiliario en provincias como Guanacaste y Puntarenas tomó por sorpresa al mercado laboral, el cual se ve imposibilitado de abastecer la cantidad de puestos de trabajo requeridos.
Es así como empresas constructoras enfrentan una lucha por acaparar el recurso humano disponible, aun cuando este no llene completamente las expectativas.
La preocupación radica en que a mediano plazo la falta de formación se puede traducir en una baja calidad de las obras y errores que puedan eventualmente comprometer la seguridad del cliente final.
El Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA) ha realizado estudios que demuestran que las obras en algunas zonas costeras cuentan con niveles de cumplimiento entre un 30% y un 50% solo en la parte de cimientos y vigas.
“En el estudio se encontraron algunos proyectos con resistencias bajísimas muy por debajo de lo que pide el Código Sísmico”, señaló Olman Vargas, director ejecutivo del CFIA.
Diversos empresarios vinculados al sector admiten que llenar las plazas se ha convertido en un dolor de cabeza debido al problema de formación en algunos de los estratos.
“El rendimiento de los operarios contratados en el proyecto es en algunas ocasiones bajo y muchas veces carecen de herramientas adecuadas o simples conocimientos básicos en construcción”, señaló Federico Matamoros, director de la empresa constructora Decisa.
El desconocimiento técnico también obedece a un desplazamiento de personal, que laboraba como peones agrícolas y decidió probar suerte en la construcción debido a salarios mucho más atractivos, sostuvo Vargas.

Precisamente, la presión que se ejerce por materializar los proyectos ha propiciado alzas en los salarios en algunos puestos del sector construcción, los cuales han incidido en el precio de los proyectos en estas zonas.
En ese sentido se calcula que los costos han aumentado en más de un 30% en los últimos dos años.
Es así como la necesidad de trabajadores es un elemento que está afectando el proceso, los costos y tiempos de cumplimientos de las obras que se están realizando.
En mano de obra las proyecciones señalan que este año se considera demandar 42.458 empleos adicionales en la Región Chorotega y 17.438 en el Pacífico Central.
Lo anterior sin tomar en cuenta las necesidades para los años venideros, que se proyectan en 77.267 trabajadores adicionales. Estos datos sobrepasan la oferta laboral del país.
La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (UCCAEP) identificó la falta de capacitación como una de las principales deficiencias en la oferta laboral

Ante este panorama, algunas empresas han optado por capacitar a su personal para mejorar los niveles de conocimiento.
En Van der Laat & Jiménez se brindan cursos en presupuesto, contabilidad o dibujo, esto pese que en algunos casos una ve
z que se entrena se fuga el personal. Esta situación sucede en la mayoría de los casos con los maestros de obra, señaló Víctor Acón, ingeniero de dicha compañía.
La Cámara Costarricense de la Construcción ha realizado acercamientos con el Instituto Nacional de Aprendizaje para adecuar las capacitaciones a las necesidades del sector.
Algunas de las limitaciones es en cuanto a horarios, mientras que algunos empresarios consideran que es necesario que las capacitaciones se ofrezcan en las zonas donde se está generando la mayor demanda de trabajo.
Ver comentarios