Mandataria suspendida de Brasil impulsaría plebiscito
Foto Bloomberg
Enviar

La presidenta brasileña suspendida Dilma Rousseff apeló a los electores y legisladores de Brasil menos de diez días antes de que inicie su juicio político en el Senado, y se comprometió a realizar un plebiscito sobre nuevas elecciones si recupera el poder.

Rousseff presentó su caso en una carta de cuatro páginas dirigida al pueblo y el Senado de Brasil el martes, y leyó el texto a la prensa en Brasilia, aunque no aceptó preguntas. Estuvo acompañada por algunos de sus ex ministros.

{l1}nuevo_presidente_de_diputados_en_brasil_ayudaria_con_reformas{/l1}

“La restauración plena de la democracia requiere que la población decida cuál es el mejor camino para ampliar la gobernabilidad y perfeccionar el sistema político electoral brasileño”, escribió Rousseff en la carta.

Si bien la gran mayoría de los brasileños no aprobaba la gestión de Rousseff, según las encuestas, muchos también tienen dudas respecto de si debe sometérsela a juicio político.

En la ceremonia de apertura de las Olimpíadas hubo abucheos del público a su sucesor, Michel Temer, a quien Rousseff acusa de estar a la cabeza de un intento de alejarla y acceder de forma ilícita a la presidencia.

Rousseff está acusada de utilizar ilegalmente maniobras contables para ocultar un déficit presupuestario, lo cual sus defensores dicen que no es un motivo que justifique un juicio político. Incluso si los brasileños votaran en un plebiscito a favor de la convocatoria a elecciones, haría falta una reforma constitucional para la realización de elecciones presidenciales.

{l2}ministro_brasileno_buscaria_recortar_6_mil_millones{/l2}

Cincuenta y cuatro senadores, los dos tercios de la cámara alta, deben votar contra Rousseff en el juicio político para que se la destituya. La semana pasada, cincuenta y nueve legisladores votaron a favor de iniciar el juicio y los aliados de Temer dicen que confían en que cuentan con apoyo más que suficiente para ganar.

“A estas alturas todos saben que no cometí crimen de responsabilidad, que no hay razón legal para este proceso de impeachment, puesto que no hay crimen. Mis acciones fueron acciones legales, necesarias y de gobierno. Acciones idénticas fueron llevadas a cabo por los presidentes que me antecedieron. No era un crimen en su época y tampoco lo es ahora,” Rousseff agregó en la carta.



Ver comentarios