Enviar
Manchester tocó la gloria

Desde el punto de penal venció al Chelsea para levantar la Copa de Europa

Moscú
EFE

El Manchester United conquistó ayer su tercera Copa de Europa, tras derrotar en los penales al Chelsea en la final de la Liga de Campeones disputada en el estadio olímpico Luzhnikí, de Moscú.
El “gran capitán” del Chelsea, John Terry, tuvo la victoria en sus botas en el quinto y último penal de la primera serie, pero falló al resbalar debido a la incesante lluvia, lo que fue aprovechado por los “diablos rojos”.
Seguidamente, el meta holandés Edwin van der Sar se convirtió en el gran héroe de la final, al detener el penal lanzado por el francés Anelka consumando la victoria de su equipo.
El Manchester dominó a placer casi toda la primera parte, en la que dispuso de varias ocasiones claras de gol; mientras el
Chelsea fue el dueño y señor durante el resto del partido, aunque no supo materializar su dominio.
Cristiano Ronaldo cambió el rumbo del partido al inaugurar el marcador en el min. 26 al cabecear un centro desde el vértice del área grande del defensa Brown, ante el que nada pudo hacer Cech, que ni siquiera reaccionó.
En el min. 33, Michael Ballack estuvo a punto de empatar, pero Van der Sar despejó el balón y salvó a su equipo.
El Manchester pudo sentenciar la final en dos clarísimas ocasiones de gol tras un pase de más de 40 metros de Rooney, que controló Ronaldo y centró con la izquierda al área rival. Carlos Tévez remató pero el checo Cech despejó el balón, que fue recogido por Carrick quien disparó sin oposición, disparo que fue rechazado el guardameta del Chelsea en otra gran intervención.
A cinco minutos del final, el Chelsea aprovechó un despiste de la defensa rival para empatar el partido en un gol psicológico. Un disparo sin aparente peligro del defensa Essien rebotó en la espalda de un defensa y fue a parar
a un desmarcado Lampard que solo tuvo que superar la salida del portero, tras lo cual dedicó el gol a su madre, recientemente fallecida.
En el complemento, los dos equipos buscaron romper el empate. El Chelsea tuvo varias opciones para ponerse arriba, y dominó el encuentro. Drogba pudo matar el partido, pero su disparo desde el borde del área salió desviado.
Igualado el juego se fueron a los tiempos extras, donde el balón anduvo rondando el marco, sin querer entrar en ninguno de ellos. Tal vez el único perdedor en la prórroga fue el Chelsea, que vio a Drogba salir expulsado.
Empatado el juego, el campeón tuvo que definirse en los lanzamientos desde el punto de penal, donde la suerte volvió a favorecer al Manchester, que lo tuvo casi todo perdido después de que fallase Ronaldo y recuperó el título después de que, primero Terry, y después el francés Nicolas Anelka, en la segunda tanda, errasen su disparo.



Los penales

Manchester: Marcaron Tévez, Carrick, Hargreaves, Nani, Anderson, Giggs.
Falló Cristiano Ronaldo, el tercer lanzamiento.

Chelsea: Marcaron Ballack, Belleti, Lampard, A. Cole, Kalou.
Fallaron Terry, el quinto lanzamiento, y Anelka, el sétimo.
Ver comentarios