Mambo fulminó en segundos
Elías Aguilar fue un dolor de cabeza para Kevin Vega y la defensa brumosa. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

201603272211270.recnota2.jpg
El mambo es un ritmo que no se le da bien a Cartaginés y menos cuando le toca bailarlo en el Rosabal Cordero, un solo gol de Víctor Núñez llevó a Herediano nuevamente a la cima y complicó todavía más a los brumosos.
No les sale a los de la Vieja Metrópoli por estos días, puede luchar, intentar, dejar todo en el campo, pero la suerte los abandonó hace rato también.

La clasificación de los blanquiazules depende casi de un milagro, un panorama muy oscuro tomando en cuenta también que los equipos que están en la parte alta no paran de sumar.
Los florenses mientras tanto aprovecharon que Saprissa no jugó para volver a lo alto de la tabla. Le costó nuevamente al cuadro de Hernán Medford llegar a la victoria.
La ausencia de sus dos principales hombres en el medio del campo, Randall Azofeifa y Esteban Granados, fue tarea de José Miguel Cubero, acompañado por Elías Aguilar y Johan Condega.
No le costó a Cubero porque Cartaginés ofreció muy poco en ofensiva, especialmente durante el primer tiempo cuando fue timorato. Su arma, los pelotazos buscando a Fabrizio Ronchetti: solo en una guerra ya perdida.
Con los brumosos sin armas, el gol de Herediano era cuestión de tiempo y llegó por obra de “Mambo” tras un brillante pase de Yendrick Ruíz cuando asomaba el medio tiempo.
Para el complemento, el dominio de los rojiamarillos siguió, pero sin ser del todo claro. Lo intentó Esteban Ramírez de fuera, y Jonathan Hansen.
Mientras, Cartaginés buscó rescatar aunque sea un punto con el ingreso de Randall Brenes y Jorge Alejandro Castro. Tuvo la igualdad en un balón suelto en el área que Carlos Johnson desaprovechó.
La bruma cada vez es más densa en Cartaginés y Herediano al ritmo del mambo mira desde arriba.


Ver comentarios