Malgasto de dinero en mejoras de Bernardo Soto
El paso entre el aeropuerto Juan Santamaría y el cruce de Manolos quedó tan desnivelado con respecto a la calle marginal que aumenta el riesgo de muerte en caso de un vuelco. Gerson Vargas/La República
Enviar

Obra de $10 millones no ofrece calidad ni seguridad

Malgasto de dinero en mejoras de Bernardo Soto

Conavi contrató trabajo sin estudios, diseños ni fiscalización

Conavi malgasta dinero en la reparación que está haciendo al tramo de 7 kilómetros de la ruta Bernardo Soto, entre el aeropuerto Juan Santamaría y el cruce de Manolos.

201308090012480.n22.jpg
Se están gastando en la obra $10 millones, provenientes del impuesto a los combustibles que pagan todos los costarricenses, pero no se les está devolviendo mayor seguridad y calidad por esa inversión.
Además el costo de ese pequeño tramo de carretera —que formaba parte de la concesión de la vía a San Ramón— se disparó tanto que casi consumió el presupuesto disponible para intervenir todo el norte de Alajuela.
Esas conclusiones destacan en el informe de seguimiento del contrato vial suscrito por el Conavi y la empresa H. Solís, difundido ayer por la Contraloría General.
Se intentó conocer la posición de Conavi, pero al cierre de edición no habían devuelto la llamada.
La falta de los estudios básicos que requiere una obra como la que se está realizando en la Bernardo Soto es lo que en lugar de proteger la integridad de los conductores más bien crea mayor inseguridad.
Por ejemplo se dejaron tramos en los que la vía principal quedó hasta dos metros y medio más alta que la calle marginal que está al lado, y a pesar del riesgo de vuelco que genera, no se incluyó la colocación de barreras de contención.
Esa situación aumenta el riesgo de muerte de los conductores en caso de que se salgan del camino por alguna circunstancia.
Otra debilidad que tiene el proyecto es que nadie está supervisando las obras que se contrataron.
Es decir que se están pagando los trabajos que la empresa reporta como ejecutados sin verificar que esté cumpliendo los estándares de calidad convenidos, como lo establece la legislación, según Contraloría.
También generó alerta el aumento que se dio en el costo del proyecto, luego de que el Conavi acordara pasar de un simple plan de mantenimiento a una reconstrucción de la vía.
Ese cambió generó que se necesitara una cantidad mayor de materiales y de horas de trabajo.
Por ejemplo, solo en cemento se necesitó un 6.500% más.
A su vez, el plazo para terminar la obra se amplió año y medio.
Eso provocó que la obra de siete kilómetros consumiera más del 70% del presupuesto que se tenía para intervenir los 207 kilómetros de carreteras del norte de Alajuela que le corresponde atender al Conavi.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios