Enviar
Gobierno de Sarkozy impondría tributos a empresas galas que operen en el país por considerarlo un paraíso fiscal
Francia penalizará inversiones en Costa Rica
Un tratado de intercambio de datos que se tramita en el Congreso evitaría sanciones, dijo Jenny Phillips, ministra de Hacienda

Francia castigará con impuestos toda inversión que esté radicada en un país catalogado como paraíso fiscal, y Costa Rica está en esa lista.
La noticia trascendió luego que el diario franco Le Figaro publicara la lista de 18 países, bautizada como “La lista negra de Beircy”.
Esta tendrá vigencia hasta el 1º de enero de 2011; fecha en la que serán revisados los avances de los países incorporados en la lista.
En el país, la esperanza de evitar este desincentivo a la inversión francesa, que ascendió a $21 millones en 2008, se centra en la aprobación de un proyecto de ley que ya está en la Asamblea, y que ayudará a normalizar las relaciones.
Como parte de las nuevas disposiciones, las empresas galas instaladas en estos territorios recibirán un tratamiento fiscal severo
por parte del gobierno de Nicolas Sarkozy. Por ejemplo, se aplicará un impuesto de hasta el 50% a las ganancias que una empresa francesa obtenga en “paraísos fiscales”.
Estas medidas fueron confirmadas por Eric Woerth, ministro de Presupuesto, y Chirstine Lagarde, jerarca de Economía; quienes mencionaron que los castigos empezarán a aplicarse a partir del 1º de marzo.
Los dos requisitos que Costa Rica estaría incumpliendo serían que carece de al menos 12 Tratados de Intercambio de Información Tributaria, y que no ha discutido el proyecto de ley en el que permitiría el acceso a información bancaria para investigaciones fiscales.
“Muchas compañías francesas no dependen directamente de su sede en Francia. Pero el verdadero problema será a futuro, porque esta medida desalentará nuevas inversiones”, consideraron Alain Lachaud y Jérémie des Contes, presidente y director ejecutivo de la Cámara Franco-Costarricense.
En la Asamblea Legislativa se encuentra un proyecto de ley, que permitiría al país cumplir con el requerimiento de levantar el secreto bancario cuando existan investigaciones fiscales; así como cumplir este año con los 12 convenios de intercambio de información.
“La negociación de un tratado de intercambio de información que ya está en la Asamblea nos sacaría de la lista y evitaría las sanciones”, indicó Jenny Phillips, ministra de Hacienda.
Incluso, se espera que para finales de febrero, el presidente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) visite el país, para dar continuidad al esfuerzo nacional para salir de las listas de paraísos fiscales.
Costa Rica ya había sido cuestionada por esos vacíos legales, e incluso el año pasado, la OCDE situó al país en una lista negra de paraísos fiscales.
Ante la noticia, las autoridades locales asumieron compromisos, que en la actualidad mantienen al país en una lista gris, es decir, que se encuentran en una transición para corregir las debilidades.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios