Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Maíz baja de precio; el trigo sube

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 28 mayo, 2012



Maíz baja de precio; el trigo sube

Se estima que la producción mundial de maíz crecerá un 5,4% en el año de cosecha 2012-2013, más que lo pronosticado hace un mes, debido a una “enorme” cosecha estadounidense, según el Consejo Internacional de Cereales, IGC por la sigla en inglés. Las estimaciones respecto del trigo se redujeron.
Los agricultores del mundo cosecharán 913 millones de toneladas de maíz en el año hasta junio de 2013, 12,7 millones de toneladas más que lo pronosticado hace un mes y más que los 866,1 millones de toneladas de igual periodo del año anterior, dijo el pasado jueves el IGC, que tiene sede en Londres, en un informe que difundió por correo electrónico.
Los futuros de maíz en la Bolsa de Chicago, CBOT por la sigla en inglés, han declinado un 5,9% este año debido a las estimaciones sobre una cosecha mayor en Estados Unidos, el principal productor y exportador del grano. Se pronostica que los inventarios de maíz treparán al nivel más alto en tres años, indican datos del IGC.
“La siembra temprana ha reforzado las expectativas de una cosecha enorme en Estados Unidos”, escribió el IGC. “Se pronostica que los inventarios mundiales aumentarán al nivel más alto en tres años, algo atribuible casi por completo a Estados Unidos”.
Por otro lado, las sequías que afectan los cultivos de trigo desde Estados Unidos hasta Rusia y Australia probablemente generarán la mayor reducción de las estimaciones sobre la oferta global desde 2003 e impulsarán los precios al nivel más alto en casi un año.
Kansas, el mayor productor de trigo de invierno de Estados Unidos, vive el mayo más seco del que se tenga registro, según cálculos de la repartición climatológica del estado. Ucrania y Rusia, que aportan el 11% de la producción mundial, llevan tres meses de sequía, indican datos del University College de Londres. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA por la sigla en inglés, podría reducir un 1,2% su estimación de la cosecha global el mes próximo, la mayor declinación en un informe de junio desde 2003, según el promedio de 18 estimaciones de analistas que recopiló Bloomberg.
El trigo negociado en Chicago aumentó un 18% en los diez días que finalizaron el 21 de mayo por temor a que el mercado esté volviendo a las sequías de 2010. Ese año, Rusia y Ucrania redujeron las exportaciones y los precios se incrementaron más del doble, a US$9,1675 por bushel, para febrero de 2011, el mes en que el costo mundial de los alimentos que analizan las Naciones Unidas alcanzó un récord. Los analistas que consultó Bloomberg estiman que los futuros aumentarán el 12%, a US$7,51, para mediados de julio.
“En 2010 todos hablaban de la sequía en Rusia incluso en mayo, pero nadie prestaba atención”, dijo Chris Gadd, analista de Macquarie Group Ltd. en Londres. “Como se ha vivido la historia de 2010, la gente se va al otro extremo y exagera un poco. Si las condiciones climáticas se deterioran aún más, las estimaciones de producción podrían descender mucho”.
Los futuros aumentaron el 21 de mayo al nivel más alto en ocho meses, a US$7,22, en la Bolsa de Chicago, CBOT por la sigla en inglés. El incremento del 2% de este año del grano lo convierte en el cuarto producto primario de mejor desempeño del índice GSCI de 24 materias primas de Standard Poor’s detrás de la soya, el ganado y la gasolina. La caída del 4,4% de la medición desde principios de enero puede compararse con un aumento del 0,1% del índice de acciones MSCI All-Country World. Los bonos del Tesoro de Estados Unidos retornaron el 1%, según un índice de Bank of America Corp.
El USDA dijo el 10 de mayo que la producción global de trigo declinará un 2,5%, a 677,56 millones de toneladas en el año de cosecha que comienza el 1° de junio, lo que llevaría las reservas a 188,1 millones de toneladas, el nivel más bajo en relación con la demanda desde 2009. Es probable que el departamento reduzca el pronóstico de producción a 669,15 millones de toneladas en su informe del 12 de junio y que baje las estimaciones de inventario a 183,3 millones de toneladas, según una encuesta de Bloomberg.
El comportamiento del maíz es mucho más optimista los inventarios mundiales podrían tener un aumento interanual de 12 millones de toneladas, a 141 millones de toneladas, dijo el consejo. Se estima que la producción estadounidense de maíz trepará el 13%, a 355 millones de toneladas, sobre la base de un “importante incremento” de la superficie cosechada y de rendimientos acorde con la tendencia de diez años, según el IGC.
“En comparación con 2011-2012, se estima que la disponibilidad mundial será mayor y que el maíz podría reemplazar parte del trigo del forraje”, escribió el consejo.
La producción mundial de trigo declinará un 3,5% en el año de cosecha 2012-2013, más que la caída pronosticada el mes pasado, conforme la situación desfavorable afecta las perspectivas en Rusia, Marruecos y la Unión Europea, según el IGC.
El uso de trigo superará la producción en el próximo año comercial y reducirá los inventarios a fines de junio de 2013, pronosticó el IGC. Las perspectivas de los inventarios de trigo se redujeron el mes pasado 15 millones de toneladas, a 191 millones de toneladas, menos que los 202 millones de 2011-2012. El comercio global de trigo puede caer a 135,7 millones de toneladas, mientras que el año pasado fue de 143,1 millones de toneladas, según el IGC.
Se estima que la cosecha mundial de cebada aumentará a 138,2 millones de toneladas, 1,5 millones menos que lo pronosticado hace un mes, debido a las menores perspectivas de Rusia, y más que los 134,5 millones de toneladas de 2011-2012 por las mayores cosechas en Canadá y los Estados Unidos.
La producción total de trigo y cereales secundarios aumentará de 1.840 millones de toneladas a 1.870 millones de toneladas en 2012-2013, dijo el IGC. Se estima que la producción de arroz crecerá 15 millones de toneladas y alcanzará un récord de 462 millones de toneladas.
Se pronostica que la producción global de soya en 2011-2012 declinará un 11%, a 236,9 millones de toneladas.

Bloomberg