Logo La República

Sábado, 22 de enero de 2022



GLOBAL


Maduro lanza duras acusaciones contra EE.UU.

EFE | Martes 18 febrero, 2014

El opositor Enrique Capriles hizo un llamado para no crear falsas expectativas sobre las marchas. AFP/La República


Maduro lanza duras acusaciones contra EE.UU.

El Gobierno de Nicolás Maduro lanzó duras acusaciones a Estados Unidos inculpándole de estar detrás de la violencia que ha empañado las marchas pacíficas en Venezuela, mientras el dirigente opositor Leopoldo López ratificaba su intención de marchar hoy martes al Ministerio del Interior.
Venezuela vivió ayer una jornada de relativa calma con manifestaciones de mucha menor intensidad que en días precedentes y las ya repetidas concentraciones en el este de Caracas por parte de estudiantes y opositores.
Sin embargo, tras las acusaciones del presidente, Nicolás Maduro, contra el Gobierno de Barack Obama, el canciller venezolano, Elías Jaua, indicó ayer que los diplomáticos estadounidenses Breeann Marie McCusker, Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark tienen 48 horas para abandonar el país.
El canciller señaló que "en base a un conjunto de seguimientos" realizados en los últimos años desde la Embajada de EE.UU. "funcionarios de distinto nivel" han venido organizando y promoviendo la organización de grupos violentos así como su apoyo financiero a través de "organizaciones fachada".
Además, según Venezuela, el funcionario indicó que el arresto del dirigente opositor Leopoldo López, contra el que un tribunal dictó orden de captura por los incidentes del día 12 que dejaron tres muertos, podría causar "muchas consecuencias negativas con sus ramificaciones internacionales".
"Esto es muy grave, muy grave, y así lo denunciamos ante la comunidad internacional", afirmó Jaua asegurando que Venezuela está en contacto con países amigos, China, Rusia y a los miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericana y del Caribe (CELAC) para informarles "en detalle de las amenazas y condicionamientos que pretende el gobierno de Estados Unidos hacia Venezuela".
Estados Unidos respondió asegurando que no ha recibido ninguna "notificación oficial" sobre la expulsión de sus funcionarios en Caracas y que las acusaciones de Maduro en su contra son "infundadas y falsas".
"En cuanto a los informes recientes de la expulsión de los funcionarios de Estados Unidos en Venezuela, Estados Unidos no ha recibido ninguna notificación formal", aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en un comunicado.
Después de que el domingo Maduro le pidiera que acepte la mediación de la Fiscalía y se entregue "sin shows", asegurando que hay planes de ultraderecha de matarlo para generar una crisis política, Leopoldo López reiteró la convocatoria a sus simpatizantes a que marchen mañana junto a él al Ministerio del Interior.
"Venezolanos, vengan a CCS (Caracas.
Marcharemos al MIJ desde Chacaito. Está notificada. No necesitamos permisos. Los derechos no se negocian", indicó López en su cuenta de Twitter.
El alcalde del municipio Libertador de Caracas (Distrito Capital), Jorge Rodríguez, había advertido poco antes de que la marcha convocada por López no estaba autorizada y sí una de trabajadores petroleros.
Maduro anunció el domingo una gran convocatoria por el centro de Caracas de miles de trabajadores del sector petrolero para celebrar la firma mañana del convenio colectivo en la sede de Gobierno.
Mientras tanto, el líder opositor Henrique Capriles pidió hoy en una carta pública que cese en las torturas y la represión y se abra un "camino verdadero hacia la paz".


Caracas/ EFE





© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.