Maduro descarta ajustes y busca atraer dólares
En Venezuela no está previsto corregir ningún diferencial cambiario. Aquí lo que está previsto es fortalecer la moneda, a rmó Nicolás Maduro.. AFP/La República
Enviar

Maduro descarta ajustes y busca atraer dólares

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, descartó el viernes que su Gobierno esté planeando "corregir" el actual diferencial cambiario y prometió medidas para atraer la entrada de dólares al país y reducir la fuga de capitales que golpea a la economía.
"En Venezuela no está previsto corregir ningún diferencial cambiario. Aquí lo que está previsto es fortalecer nuestra moneda", señaló el presidente durante una rueda de prensa con periodistas nacionales y extranjeros en el palacio presidencial de Miraflores.
El mandatario justificó su negativa a realizar ajustes en materia cambiaria al señalar que Venezuela cuenta con las divisas suficientes para financiarse, al tiempo que anticipó que se implementarán "mecanismos para atraer los dólares que se fueron de este país" mediante "incentivos" para la inversión.
"Esas leyes las vamos a sacar para que ese capital vuelva a Venezuela, que las empresas que traigan capital en divisas lo puedan ahorrar en Venezuela", indicó.
"Y ahora vamos a crear normativa especial para eso y para premiar al que traiga el capital desde afuera, sea de una empresa nacional o capital que venga de otros países", agregó.
Igualmente, Maduro anunció que se tomarán "normas muy estrictas para evitar la fuga de capitales", un fenómeno que ha provocado una fuerte disminución de las reservas internacionales y que preocupa a los economistas.
Algunos economistas privados consideran que el Gobierno podría verse forzado a devaluar a fines de este año o a inicios del próximo, en medio de una sobrevaloración del bolívar y una brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo que este mes llegó a ser cercana a las 10 veces.
Al valorar las medidas tomadas para el control de precios, Maduro afirmó que  "no hay razones" de carácter económico para los altos precios en electrodomésticos, ropa o repuestos y los achacó a razones "eminentemente políticas".
Para el presidente venezolano las razones son "eminentemente políticas" y responden a la decisión de la "burguesía parasitaria" y "la derecha fascistoide" venezolana junto con la "elite imperial estadounidense" de "destruir" la revolución bolivariana tras la muerte de su antecesor, Hugo Chávez (1999-2013).
Indicó que su Ejecutivo incrementó la inversión para "proteger salarios, condiciones de trabajo, vialidad, vivienda".
"Si ustedes buscan las causas de la crisis económica inducida de este año por la guerra que nos han hecho en la economía, en inversión, por ahí, no podrán encontrarla jamás", defendió.
El Gobierno venezolano viene acusando a empresarios locales no afines y a la injerencia política extranjera de muchos de los males de la economía venezolana, como la corrupción, la especulación, la inflación, que sobrepasa el 45% en lo que va de año, o la escasez de productos básicos.
Por este motivo Maduro ordenó la ocupación el viernes pasado de una importante cadena de electrodomésticos, lo que generó que miles de venezolanos se lanzasen a comprar a precios rebajados y desató puntuales saqueos.
En los siguientes días, las tiendas de ropa, calzado o repuestos para automóviles también fueron incluidas en las fiscalizaciones del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis).
Además Maduro, amenazó con demandar a medios nacionales e internacionales de prensa por supuestamente difundir una foto de una compradora en un establecimiento intervenido en Caracas afirmando que era una saqueadora de un centro comercial de Valencia.

Venezuela/ EFE

 

Ver comentarios