Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



FORO DE LECTORES


Maduro, el tirano venezolano

| Lunes 08 mayo, 2017


Maduro, el tirano venezolano

Rodolfo Víquez

Da mucha tristeza ver que el pueblo venezolano, después de haber sido el más rico de la América Latina,
hoy día está sumido en la pobreza, causado por el establecimiento de un régimen moldeado al comunismo, que su pseudo dictador Maduro ha impuesto él mismo. Maduro está en un gran apuro, pues
la economía de su país atraviesa un tiempo muy duro, ya que todo lo que ha hecho no sirve para nada, pues no ha mejorado la mala situación en esa pobre nación. Al contrario, va hacia su destrucción y
se ahoga, pues el pueblo no ve en él, su salvación, sino su perdición, y es por ello, que Maduro perdió
de los diputados la elección, pues su partido quedó en la minoría, pero él no lo reconoce todavía.

Lo pondremos en la lista de dictadores y tiranos, de nuestros pueblos hermanos, que por desgracia han
caído de estos individuos en sus manos, quienes se creen que tienen derecho a mancillar a sus pueblos
y a los demás engañar, ya que manda a su tropas de choque a sus oponentes callar, y que promete a los perpetradores castigar, pero muy pronto los ha
de las cárceles soltar.

Cuando el dictador Pérez Jiménez estaba en el poder, si es cierto que libertad y democracia no tenía,
pero sí, mucho dinero y bonanza por toda Venezuela había, pero hoy día a cambio, tiene a otro dictador
mas el pueblo no tiene de mejorar ninguna esperanza, pues solo les da mucha retórica con grandes platos de propaganda comunista, poniendo la culpa de todos los males en los imperialistas, pero la causa
de todo esto, está en el gobierno que se apodera de toda la producción, llenando de pobreza a la nación, donde solo sus partidarios y seguidores viven como ricos del engaño en que tienen a la población. Hay
que ver los países del Golfo Pérsico, lo que han hecho con su petróleo y Venezuela en la miseria,
esto es cosa muy seria.

Desde luego que para seguir al pueblo oprimiendo, a los jefes del ejército los tienen bien viviendo, y como
el petróleo ha mucho bajado, y los otrora millones Chávez a sus amigos Castro los ha regalado, ya hoy
ni siquiera tienen gasolina, y se cree que ahora viene de la China, a la que deben muchos millones ,   que le ha prestado para que Maduro y sus amigos comunistas, se las den de altruistas
con los pocos descamisados que les apoyan, por las pírricas ventajas que les han donado.
Qué tristeza da, cuando un pueblo cae de la riqueza a la pobreza, y pierde la esperanza de otra vez
llegar a la bonanza que tuvo antaño, ya que de su gobierno ha sufrido un engaño y que ahora le ha llegado el desengaño, pero que aunque desee deponerlo por la ley, se ve impotente para hacerlo, ya
que Maduro el muy astuto, dejó a su Congreso emasculado y nulo para que no le remuevan
como presidente vitalicio o que deje en su puesto al odiado Diosdado, íntimo suyo de quien
se dice ser todavía más perverso que el Averso, y que nadie quiere verlo en ese puesto, pues el    pueblo tendría un gobierno mucho más funesto.

Maduro, uno por uno de sus opositores o les ha puesto en la cárcel o les ha inhabilitado y así a la
oposición ha eliminado, por el momento, pero esta acción da más ímpetu a la oposición. Veamos,    el resultado de su administración: sembró la discordia entre su mismo pueblo con su política de    represión, ha sumido en un caos económico y administrativo a su nación, no desea ninguna parlamentación, la Iglesia ofreció mediación, pero Maduro no puso la menor atención; hubo más represión, y a nada se pudo llegar, ya que de todo se ha de burlar, aprendido de los comunistas cubanos, sus maestros hermanos. Culpa a sus opositores de ser malhechores para crear una espantosa persecución y así los elimina de sus cargos políticos para tener excusa de su inhabilitación política, para así permanecer para siempre en el poder. ¿Qué la OEA podrá hacer? A menos que suspendan relaciones diplomáticas,
que le puedan hacer caer.

El de ser presidente vitalicio se ha convertido de estos dictadores en un vicio, ya que verdaderamente
creen ser su destino y oficio, pero nadie sabe lo que el destino les ha reservado, pues a muchos los
han eliminado.

La justicia al final imperará y de esos malvados tiranos y dictadores para siempre a sus oprimidos
pueblos liberará, pues el destino nos ha enseñado esas lecciones: todo el que a su pueblo oprime
la historia no le redime. Ya se verá como su gobierno oprimente caerá para siempre; tened esto en mente.

Todo pueblo derecho tiene a vivir en libertad y elaborar para su felicidad y su prosperidad y la Democracia verse como de Dios haberle donado esa Gracia.