Enviar
Madrid se llena de dudas
El equipo blanco dio un paso atrás y deja en seis puntos su ventaja sobre el Barcelona

El empate a uno del Real Madrid en el estadio el Madrigal, sede del Villarreal, deja más dudas y preguntas que certezas para el cuadro blanco, que en tan solo cuatro días ha cedido igual cantidad de puntos, por lo que hoy la ventaja que tiene sobre Barcelona es de seis puntos.
Ante el submarino amarillo fue un partido que controló casi siempre, pero acabó desquiciado y con nueve jugadores tras las expulsiones de Sergio Ramos y Ozil y en el que el Villarreal renació de la mano de su nuevo técnico.
Ahora algunos se preguntan si se reabrió una liga que unos ya daban por sentenciada, entre ellos Pep Guardiola, estratega catalán, como había dicho a los medios.
Los dos empates consecutivos del equipo de Jose Mourinho han sabido a derrota para el puntero de la liga española. El gol 32 de la temporada para Cristiano Ronaldo, no fue suficiente, luego que marcara el uno a cero para el Madrid al min. 62, en el momento que la escuadra merengue se desenvolvía mejor en el partido.
El luso, tras una gran pared, se plantó solo ante Diego López, le dribló y abrió el marcador, justo un minuto después de que el Villarreal introdujo dos cambios en un grupo necesitado de oxígeno tras un esfuerzo tremendo.
El segundo tiempo fue el mejor para el Madrid en volumen de juego, pero no lograba traducir ese dominio en goles, por lo que se quedarían con el solitario gol de CR7; sin embargo, imponía su ley a partir de su juego colectivo y su calidad individual.
A diferencia de otros encuentros, el “submarino amarillo”, no salió como el equipo apático y sin alma que se ha mostrado a lo largo de la temporada. Villarreal fue un cuadro ordenado, que defendió bien y lanzaba feroces contragolpes.
A falta de ocho minutos para el final y tras un cobro de tiro libre del capitán de los locales, Marco Senna, llegó el empate, lo que provocó la desazón total y los airados reclamos de los jugadores blancos hacia el árbitro central por haber pitado una infracción que consideran no existió.
Debido a este motivo Sergio Ramos, Mezut Ozil y Mourinho resultaron expulsados dada la insistencia y tono de sus quejas.
En el informe arbitral, luego del encuentro el juez señalo que al finalizar el partido el defensor merengue Pepe lo insultó, por lo que podría ser también sancionado.
Los minutos finales el Madrid debió resguardarse, pues con nueve jugadores corría el peligro de un segundo gol del Villarreal, por lo que tuvo que finalizar el juego defendiendo el empate.

Sergio Alvarado y EFE
Para La República
Ver comentarios