Enviar
Madres trabajadoras felices y saludables
Trabajar medio tiempo es uno de los aspectos más valorados, según indican varios estudios

Trabajar para algunas madres es todo un dilema, ya que algunas consideran que sería mejor estar en casa con los hijos; sin embargo, varios estudios realizados con el paso de los años han concluido que aquellas mujeres que lo hacen son más felices e incluso saludables.
En 2009 por ejemplo una encuesta realizada en Estados Unidos por la organización Pew Research Center, estimó que las madres con un empleo remunerado están más ocupadas, pero más felices.
Entre los resultados destacó que un 75% de las participantes así lo afirmó, y estuvieron en contra de volver al rol tradicional en que se quedaban en casa.
A su vez la investigación determinó que las participantes se sintieron un poco inseguras con respecto al trabajo a tiempo completo, un 62% dijo preferir uno de medio tiempo.
Hace algunos días se presentó un nuevo estudio, en el que se afirma que las madres con trabajos remunerados son además de más felices más saludables, según publica yahoo.com.
“Ser empleado tiene múltiples beneficios para las madres y sus familias”, indica el sitio.
Además destaca que la investigación publicada por la Asociación Americana de Psicología entrevistó a cientos de madres y aquellas que trabajan 32 horas por semana o menos se mostraron más sensibles a las necesidades de sus hijos.
En el estudio además se indica que las madres experimentaron un mejor balance de vida y menos índices de depresión cuando sus hijos estaban más pequeños, destaca la nota.
En cuanto a la culpabilidad que se ha dicho las mujeres suelen sentir al incorporarse al mundo laboral, el año pasado un estudio realizado por la Universidad Macalester determinó que los hijos no se ven perjudicados.
Esa investigación se basó en más de 69 informes sobre los efectos de la vida laboral de las madres en el comportamiento de sus hijos, en el que se destacó la importancia de pasar tiempo de calidad con ellos.
Otro estudio relacionado con el tema, publicado también en 2011 por el Consejo de Investigación Económica y Social de Reino Unido, dado a conocer por medio de un comunicado disponible en el sitio esrc.ac.uk, estima que además de las madres los niños también se ven beneficiados, ya que los menores que se criaron en un hogar donde ambos padres trabajan mostraron un mejor desarrollo y mejores conductas.
“Las madres que trabajan en algunos casos cuentan con mayor nivel educativo y su trabajo les permite vivir en hogares con mayores ingresos y son menos propensas a padecer depresiones que las madres que no trabajan”, indicó Anne McMunn, una de las autoras del estudio.
“En mi caso puedo decir que es completamente cierto, realmente mi trabajo en IMACORP y como madre y esposa se complementan perfectamente, nunca he llegado a pensar en dejar de hacer algo.
Realizar lo que a uno le gusta y ver por sus hijos, hace sentirse completo. Donde realmente no falte nada más. Y si uno está feliz siempre está saludable”, comentó Carol Cordero, directora de IMACORP.

Melissa González
[email protected]


Ver comentarios