Madres reanimarán ventas de Mattel
La fabricante de juguetes Mattel debatirá con las mamás para efectos de comercialización de sus productos, en una forma extraordinaria. Bloomberg/La República
Enviar

Madres reanimarán ventas de Mattel

A principios de este mes, las mamás con bitácoras virtuales influyentes en los lectores se reunieron en una suite en el último piso del Manhattan Royalton Hotel para tomar un desayuno-buffet, que incluía tragos como el bloody Mary y la mimosa.

201302242300320.bb.jpg
Su anfitrión fue Matt Petersen, vicepresidente de Mattel Inc. a cargo de la división de juguetes y juegos para varones de América del Norte. Petersen, que estaba en la ciudad para asistir a una feria de juguetes, había invitado a las señoras para debatir uno de los grandes misterios de la vida contemporánea: por qué las mamás no saben jugar a los Hot Wheels (autitos, pistas de carreras y camionetas con pique) con sus hijos.

Para los directivos de Mattel, ese tipo de preguntas está lejos de ser un ejercicio ordinario de comercialización. La fabricante de juguetes más grande del mundo se lleva más de $1 mil millones por años de las ventas de autitos con marcas icónicas, entre los que se cuentan su Gran Terceto: Hot Wheels, Matchbox y Tyco R/C. Cuantos más directivos de Mattel entiendan el cortocircuito que hay entre mamás y sus hijos varones en lo que respecta a estos minivehículos, mejores oportunidades tendrán estos funcionarios de solucionarlo y de vender más autos de juguete.
“Si hablamos con la mamá, es como si llegáramos con la conversación al comprador real”, dice Petersen. “Sé que parece una tontería. Es algo como ‘¿Por qué no lo hiciste hace mil años?’”.
Comprender los patrones lúdicos de los varones no es un problema para las mamás que tienen el Batman o el Buzz Lightyear de Mattel, porque básicamente estos son muñecos.
También es fácil de comprender la construcción con bloques como una forma de estimular la creatividad del niño. ¿Y los autitos? No tanto, en especial cuando los varones los hacen chocar entre sí o los lanzan con fuerza por toda la habitación.
Las mamás “nunca jugaron a eso”, dice Petersen. “No entienden por qué los motores de autos y todas las formas, y todo el chocar y destrozar es tan divertido”.
Las ventas de las marcas del gran terceto de Mattel bajaron un 1% durante el cuarto trimestre. Y Hot Wheels, que es la unidad para varones más grande de la empresa, no ve crecimiento en Estados Unidos desde el último trienio.
Dado que el crecimiento de las ventas de los juguetes tradicionales se estanca, en especial en Estados Unidos, a causa de que cada vez más chicos se vuelcan a los dispositivos móviles, Mattel tendrá que hallar el modo de revigorizar las grandes marcas.

Bloomberg


Ver comentarios