Foto 1
Las jóvenes coreanas pueden acceder a más y mejores oportunidades de estudio porque sus madres sacri can consumo de otros productos para pagar una buena formación. ARCHIVO/LA REPUBLICA
Enviar

Madres coreanas gastan más en educación

Ahn Jee Eun, un ama de casa, empezó a buscar un empleo para complementar el ingreso de su esposo luego de que el costo de enviar a sus mellizas de tres años a preescolar hizo que la cuenta bancaria de la familia quedara en rojo.
“Mi esposo y yo gastamos alrededor de la mitad de lo que ganamos en educación”, dijo Ahn, de 34 años, que paga más de 1,7 millones de wons ($1.500) al mes en educación. “He reducido las compras de alimentos para asegurarme de que mis hijas se socialicen en buenos lugares y aprendan lo que se supone que tienen que aprender”.
Los gastos en educación han contribuido a llevar la deuda familiar del país a niveles récord y afectan la capacidad de las familias de gastar dinero en otras cosas, por lo que el consumo privado tuvo el trimestre pasado la mayor caída desde la recesión global de 2009. La presidenta, Park Geun Hye, creó esta semana un organismo destinado a eliminar el exceso de exámenes en la escuela secundaria en un país donde cuatro de cada cinco alumnos primarios reciben clases privadas adicionales.
“El costo de la educación es lo que más pesa en la declinación del gasto familiar después de la deuda”, dijo Lee Ji Sun, un economista de LG Economic Research Institute en Seúl. “Muchas familias retrasan los pagos de hipotecas porque el gasto en educación no les permite ahorrar. Peor aun, algunas toman nuevos préstamos para pagar clases”.
Park encomendó esta semana a un panel la investigación de escuelas secundarias que se sospecha exigen pruebas o enseñan contenidos que exceden los programas del consejo de educación. Las universidades coreanas usan esos resultados internos además del examen nacional de ingreso a la hora de asignar plazas.

Con la decisión de eliminar los contenidos extracurriculares, el gobierno apunta a reducir la brecha entre escuelas y a disminuir los incentivos para que los padres gasten dinero en clases adicionales a los efectos de que sus hijos accedan a los mejores lugares. El Ministerio de Educación también trata de reducir la cantidad de universidades para que más jóvenes se incorporen al mercado laboral al terminar los estudios secundarios.

Revertir esa tendencia ayudaría a Park en tanto la menor demanda de mercados de Europa y China, y la creciente competencia de Japón, golpean las exportaciones, que constituyen más de la mitad de la cuarta mayor economía de Asia. Park anunció en abril un presupuesto adicional de 17,3 billones de wons para impulsar el mercado interno.

Corea del Sur gastó el 3,1 por ciento de su producto interno bruto en educación privada en 2009, el porcentaje más alto entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Cynthia Kim/ Bloomberg News
 

Ver comentarios