Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


La maternidad hizo que tuvieran un mejor liderazgo en su profesión, según entrevistadas

¿Madre y líder? Consejos para lograrlo con éxito

Teletrabajo y programas flexibles son un gran aliado dentro de las empresas

Raquel Rodríguez [email protected] | Martes 14 agosto, 2018

claudia
Fotografía de agosto de 2015. Archivo/ La República


“Mi mayor consejo a las jóvenes madres es que no pierdan el impulso, que no abandonen sus sueños, hay que trabajar muchas veces el doble para lograrlos y así también es el doble de satisfactorio”, aseguró Claudia Dobles, primera dama de la República, como parte de una nota especial de La República para celebrar el Día de la Madre.

Equilibrar tanto sus responsabilidades a nivel profesional como en la maternidad, es la clave del éxito de ocho madres líderes en diversos sectores.

Otro elemento fundamental es apoyarse en su familia y compartir equitativamente las cargas domésticas y del cuidado de los hijos.

Igualmente, ser madres fue un apoyo a su crecimiento profesional y a ser mejores líderes, según las entrevistadas.

Tener paciencia, escuchar y estar haciendo muchas tareas a la vez, es un punto que tanto la maternidad como el liderazgo empresarial comparten.

Manejar mejor situaciones de alta presión, realizar varias tareas a la vez y empatizar con los demás son otras habilidades que comparten las madres y los grandes líderes.

En tanto, hasta hace poco tiempo había mujeres que posponían su maternidad para no discontinuar su carrera laboral, como si ambas cosas fueran incompatibles.

Pero contrario a ser una distracción, las madres tienen mucho que ofrecer a sus equipos de trabajo.

El desafío que se les presenta a las empresas, es el de evitar la pérdida de talento femenino y retenerlo con políticas y beneficios que permitan seguir desarrollando su rendimiento profesional.

Horarios flexibles algunos días de la semana, teletrabajo, trabajo por medio de objetivos y no medido por horas en el escritorio, así como guarderías empresariales son algunos de estos beneficios que ayudan a las madres profesionales.

Uno de los retos que enfrentan las profesionales madres es competir para un puesto con aquellas mujeres que no lo son y hasta con otros hombres.

En Costa Rica hay más de 900 mil madres, siendo 30 mil primerizas, según el INEC.

De estas, un 44% tiene un trabajo, el 51% está fuera de la fuerza laboral y un 4,3% está desempleado.



Mujeres líderes


Nueve mujeres explican sobre los retos, avances y consejos de ser tanto madres como profesionales.

Claudia Dobles

Primera dama
Costa Rica

El mayor reto es que logremos compartir equitativamente las cargas de la familia, tanto laboral como doméstica. La mujer que trabaja fuera de casa tiene doble carga, lo que no le permite competir en las mismas condiciones con sus pares hombres, además tiene que rendir en su oficina o trabajo fuera de casa y también tiene la carga doméstica y de cuido fuera del trabajo.
Aún queda mucho por avanzar en cuanto a la maternidad en las empresas y Gobierno, pero oportunidades en este momento sí existen, lo que debemos hacer es crear las condiciones para que las mujeres puedan asumir responsabilidades mayores a nivel laboral.
Cada vez son más evidentes la capacidad y el potencial de las mujeres; que sigan ascendiendo en el mundo ejecutivo y corporativo dependerá más de un tema doméstico que de capacitaciones o de oportunidades propiamente en el trabajo.

Alina Nassar

Socia
Nassar Abogados

Yo veo los retos en el ámbito laboral y el personal. En lo laboral, reintegrarse al ejercicio profesional después de la maternidad puede ser complejo, sobre todo si no se cuenta con facilidades para el cuido de los hijos o flexibilidad de horarios, por ejemplo.
Asimismo, existe todavía una gran disparidad en cuanto a remuneración, una brecha salarial que afecta a las mujeres globalmente y no solo a aquellas que son madres.
Hoy muchas empresas cuentan con programas que permiten cierta flexibilidad y beneficios que facilitan un balance entre el desarrollo profesional de sus ejecutivas y el aspecto personal, de familia.
Por ejemplo, los horarios flexibles, el teletrabajo y otras facilidades que también cubren a los padres, permiten un mayor equilibrio en las responsabilidades relacionadas con el cuido de la familia.
Mi principal consejo es la persistencia, constancia y paciencia: el trabajo siempre da frutos, en el momento adecuado.

Ana Gutiérrez

Fundadora
AG by Ana Gutiérrez

Creo que el principal reto para la mujer profesional y madre de familia es encontrar un balance adecuado que le permita lograr sus metas profesionales sin sacrificar el tiempo que se les debe dedicar a los hijos. Sin duda es la parte que ha sido más difícil para mí.
Creo que las oportunidades uno las tiene que buscar. Siempre va a haber más de un interesado en una buena oportunidad y seas hombre o mujer hay que trabajar duro para obtenerla. Mi género nunca ha sido un factor que determine lo que puedo hacer o lograr. Tampoco pienso que las oportunidades vengan dadas para un género determinado. Más bien son de quien se las gane.
A las mujeres interesadas en superarse les aconsejo que sean autocríticas y definan con honestidad cuáles son sus fortalezas y cuáles sus limitaciones. A partir de eso buscar un campo en que puedan convertir en fortalezas sus limitaciones y por supuesto que les guste y apasione.

Laura Bonilla

Presidenta
Cadexco

Es lamentable que a pesar de los aportes y el liderazgo que poseemos las profesionales aún estemos frente a rezagos culturales que nos impiden brindar mayores aportes al crecimiento nacional. Hoy eso nos limita a muchas madres a ocupar cargos profesionales relevantes por las responsabilidades naturales que conlleva nuestra labor familiar.
Como madre que ha logrado sus objetivos a pesar de los retos, puedo asegurarles que lo primero que deben tener presente es: Sí se puede.
Tenemos la certeza de que contamos con las habilidades para emprender proyectos visionarios, por eso debemos tener la valentía y la motivación para luchar por cada uno de nuestros objetivos y concretarlos en metas exitosas que nos brinden satisfacción personal, pero también que sean herramientas que contribuyan con el desarrollo de las economías.

Natasha Fleming

Confundadora
Independent Model Management

Hoy en día, la sociedad es más equitativa en cuanto a las oportunidades que se ofrecen para las mujeres en comparación con los hombres, pero el reto ahora es precisamente probar que la maternidad no es un impedimento para lograr desarrollarnos como mujeres profesionales, debemos eliminar ese estigma social.
Es importantísimo entender que la maternidad no es un limitante y no te resta valor como mujer o como profesional; por el contrario, te suma una cantidad enorme de capacidades para lograr un desempeño aún mejor.
Lo más importante es tenernos valor como mujeres y madres, entender que somos capaces de cualquier cosa que nos propongamos, ser seguras de nosotras mismas, educarnos en el área que nos apasiona o que queramos desarrollarnos. Ser más unidas entre nosotras también es importante, apoyarnos entre mujeres y no sabotearnos entre nosotras. Y sobre todo ser desenvueltas y empoderadas, ser capaces de levantarnos para pedir respeto y equidad.

Sasha Campbell

Cantante

Siempre he considerado que uno de los principales retos es cumplir con todas las exigencias sin cargar con culpas. Creo que nos han educado para que pensemos que debemos elegir entre ser buenas profesionales y ser “buenas madres”, que a una buena mujer no puede gustarle trabajar, solo trabaja porque tiene que hacerlo.
Hay avances importantes, más puestos laborales, mejores oportunidades, mejores salarios, creo que hay mujeres que se han “quebrado el lomo” por abrirse camino en espacios tradicionalmente exclusivos para los hombres y con eso han abierto brechas y cambiado la historia, sin embargo creo que hay mucho aún por avanzar.
Es sencillo, criaremos hijos felices en la medida en que nosotras estemos felices y satisfechas con nuestra vida. Ser madre no es sinónimo de sufrimiento ni de ser sacrificadas. Por lo tanto, hay que disfrutar de la vida por lo que somos, por lo que nacimos siendo y eso es ser mujeres, entre más completas nos sintamos en nuestra vida, en nuestra propia piel, mejores madres seremos, mejores profesionales seremos.

Sofía Valverde

Gerente de Comunicaciones
Avianca

Lo principal es mantener un equilibrio, humano y profesional, y salir exitosa de ambas cosas.
Además es importante mantener una calidad de tiempo con sus niños. Debe dejar de estar revisando correos, redes sociales, WhatsApp. En cambio, cuando estoy en el trabajo le presto mucha atención a este y además trabajo por medio de objetivos.
La empresa desde hace un tiempo instauró el Home Off donde se trabaja dos días desde la casa, además del viernes reducido, en el que se sale a las 2 p.m. Esta flexibilidad me permite disfrutar tanto de mi hija como rendir a un 100%.
Mi principal consejo es tener paciencia, balance y aceptarse en los dos roles, como madre y como profesional, estos dos roles me dan mucho orgullo y a mi familia también.
Ser madre me hizo una mejor líder porque me volví más multifuncional y polifacética, en ambos “trabajos” se tiene que aprender y desarrollar nuevas habilidades.

Milena Leiva Phillips

Gerente Administrativa y Ventas
Refeel Costa Rica

El principal reto es llevar el equilibrio de la administración del hogar y de la parte laboral, como madres pretendemos y somos exigentes con nosotras mismas, pero tenemos que aceptarnos imperfectas. Además, el tiempo es fundamental, la idea es compartir con tus hijos cuanto sea posible.
El beneficio de trabajar desde la casa y contar con horarios flexibles es fundamental.
Mi mayor consejo es que se preparen, estudien y supérense, la idea es formar un equilibrio triangular, ser mujer, ser madre y ser profesional, donde cada persona tenga un tiempo para sí misma.
Ser mamá me ha hecho mejor líder, ser madre tiene un valor incalculable. Las madres tienen que negociar, se ponen en los zapatos de otras personas y además dan el ejemplo, como cualquier líder debe ser.

Ericka Bernal

Presidente
Bayer Centroamérica

En mi opinión, el reto más grande para las mujeres que trabajamos está en nosotras mismas, porque queremos tener todo bajo control.
Considero que debemos buscar muy bien las prioridades y tener en cuenta también que no es una cuestión de estar mucho tiempo con la familia, es una cuestión de darles tiempo de calidad.
Mi principal consejo es que tengan bien claro lo que quieren lograr, que no se sientan culpables y que recuerden que una madre es plena en todos los sentidos, desarrollándose en todos los ámbitos y haciendo lo que le gusta. Si una está bien consigo mismo, puede ser mejor madre.
Cuanto más flexibles seamos como empleadores mucho más posibilidades tienen las mujeres para poder aceptar trabajos. Este tema no solo es para mujeres, sino para cualquier persona que trabaje, pues hoy en día los roles familiares no son tan marcados, por lo que la pareja se divide las tareas en la casa, así que es beneficioso para todos.
En cierta medida sí, porque como madre se tiene mucha responsabilidad por otra persona y se quiere lo mejor para esa persona y esto requiere un liderazgo y empoderamiento que no se puede delegar.