Madoff va a la cárcel
Enviar
Madoff va a la cárcel


Nueva York -- Bernard Madoff fue encarcelado tras admitir que orquestó la mayor estafa piramidal de la historia, un fraude de magnitud épica que puede haber costado $65 mil millones y que lo convirtió en símbolo de la desconfianza de los inversores en la recesión global.
Madoff, de 70 años, admitió su culpabilidad en un tribunal federal de Manhattan tres mes después de confesar a parientes que su firma, Bernard L. Madoff Invest
ment Securities LLC, era una “gran mentira”. El juez federal de distrito Denny Chin ordenó que Madoff, que ha estado libre bajo una fianza de $10 millones, sea encarcelado mientras aguarda la sentencia, prevista para el 16 de junio. Enfrenta hasta 150 años en prisión.

“Nunca invertí los fondos en títulos valores, tal como prometí”, dijo Madoff a Chin durante una audiencia ayer en una sala del tribunal atestada de víctimas y personal periodístico. Dijo que estaba “profundamente arrepentido” y que sabía que lo que hizo era criminal.
Madoff dijo a Chin que a comienzos de la década de 1990, cuando Estados Unidos estaba en una recesión, se sintió “obligado” a ofrecer las rentabilidades que prometió a los inversores. Dijo que cuando la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por su sigla en inglés) inquirió sobre ello, le mintió a la SEC.
La declaración de culpabilidad de Madoff --repitió la palabra 11 veces esta mañana-- marca la caída de un gestor de capitales otrora aclamado que le decía a todo el mundo que su fortuna provenía de su firma homónima que se especializaba en la creación de merca
dos, la negociación de valores y el asesoramiento a clientes ricos.
Durante tres decenios, forjó la reputación de ser un brillante seleccionador de acciones que ofrecía rentas constantes tanto en mercados alcistas como bajistas, atrayendo una clientela internacional que incluía celebridades como el cineasta Steven Spielberg, gerentes de fondos como J. Ezra Merkin, organizaciones de beneficencia, universidades, amigos e incluso realeza.
Algunos de sus miles de inversionistas perdieron los ahorros de toda la vida. Thierry Magon de la Villehuchet, máximo responsable ejecutivo de Access International Advisors, que gestionaba $3 mil millones, fue impulsado a suicidarse debido a las pérdidas de su firma vinculadas con Madoff, dijo en enero su hermano, Bertrand Magon de la Villehuchet.
El escándalo ha atraído la atención sobre la Comisión de Bolsa y Valores, cuya jefa, Mary Schapiro, prometió aumentar el personal y acelerar los casos de aplicación de las normas. Harry Markopolos, un ex gestor de capitales, dijo al Congreso que trató de persuadir al organismo durante nueve años de que Madoff era un fraude, y que la mayoría de los funcionarios con quienes trató padecían de “ineptitud investigativa”.
La causa no termina con la declaración de culpabilidad de Mad
off. Los investigadores han tomado el control de sus oficinas en el edificio de la Avenida Tercera 885 en Manhattan, donde Madoff Securities operaba en tres pisos. Los fiscales dicen que sus subordinados lo ayudaron a defraudar inversores. Un asunto central para los investigadores es si los empleados sabían del fraude. Ninguna otra persona ha sido acusada.
Madoff no firmó un acuerdo de declaración de culpabilidad por el cual hubiera conseguido clemencia u otras consideraciones a cambio de cooperación con el Gobierno. Fue obligado a declararse culpable de los 11 cargos presentados en su contra porque se negó a admitir el de conspiración, un cargo que lo habría obligado a revelar los nombres de los otros conspirados, según personas familiarizadas con el caso.
Los fiscales están a la caza de los activos de Madoff, mientras buscan confiscar los $170 mil millones que dicen que pasaron por Madoff Securities desde que comenzó el fraude en la década de 1980. El administrador de quiebra de la firma ha encontrado unos $
1 mil millones en efectivo y títulos valores.
En noviembre, Madoff les dijo a 4.800 inversores que sus cuentas contenían $64.800 millones, aunque las tenencias de ellos eran un “pequeña fracción” de ese monto, dijo el Gobierno en documentos de la corte. El abogado defensor Ira Sorkin dijo que está incierto cuánto perdieron los inversores.
Madoff se declaró culpable de fraude bursátil, fraude postal, fraude de transferencias, fraude de asesor de inversiones, tres cargos de lavado de dinero, facturas falsas, perjurio, declaraciones falsas a la SEC y robo del plan de beneficios de un empleado.
Su trama se desintegró a comienzos de diciembre en medio de una avalancha de redenciones de inversores, dijo el Gobierno. Les dijo a sus hijos Mark, quien dirigía el negocio de contrataciones patrimoniales de Madoff, y Andrew, quien era director de
la filial, que quería pagar bonificaciones dos meses antes de lo habitual, según los fiscales.

Ver comentarios